Latinoamérica Hoy

Venezuela: «Es posible una insurrección militar contra Maduro»

28 de abril de 2017 – Agencias.

Por primera vez se abre una grieta a cielo abierto dentro de la Fuerza Armada bolivariana. En medio de la guerra que se libra en las calles, varios militares desertan, huyen a Colombia y hablan de sublevación. ¿Es posible un golpe de Estado en Venezuela? Otros cimientos sobre los que se sostiene el imperio chavista también han empezado a tambalearse. Anulada la Asamblea Nacional, todo pasa por el Palacio de Miraflores. Por ahora, el poder del régimen se basa en ese tridente compuesto por el Supremo, Consejo Nacional y Ejército. Pero algo está cambiando.

El teniente José Alejandro Méndez Sánchez, uno de los militares venezolanos acusados de desertores por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y que solicitaron refugio en Colombia, asegura que en Venezuela es «posible» una insurrección militar.

«Sí, es posible», dice Méndez consultado sobre la posibilidad de que en el vecino país se organice una insurrección por parte de la Fuerza Armada, y agregó que él y sus compañeros desertaron por «principios, costumbres y valores». El teniente manifiesta asimismo que hay 60 militares detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, por lo que ellos viajaron a Bogotá para denunciar la situación ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Ministerio de Exteriores colombiano confirmó ayer que ha recibido la solicitud de refugio de tres militares venezolanos acusados de desertores por el régimen de Maduro, y que el caso se encuentra en estudio. Es imposible decir por ahora si la solicitud de los militares será aceptada o no hasta que concluya el análisis de los casos.

El pasado sábado, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, pidió a Colombia la entrega de los tres militares, a los que acusa de llamar a un golpe de Estado y que tras desertar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) huyeron a este país a finales de marzo. Colombia recibió el año pasado 316 peticiones de refugio, de las cuales 66 fueron rechazadas.

Se estima que hay alrededor de 165.000 soldados en la Fuerza Armada. En los 18 años de gobierno socialista, los puestos de mando fueron ocupados por hombres leales al fallecido Hugo Chávez y a Maduro. Pero a diferencia del fallecido comandante, el actual presidente no es militar, lo que ha suscitado que haya corrientes dentro de la Fuerza Armada que se rebelen contra él.

El propio Nicolás Maduro se encargó de hacer una limpia a primeros de enero, separando a la reserva, retirando o incluso encarcelando a aquellos generales fieles a Hugo Chávez que no estaban de acuerdo con el actual Gobierno, y que aunque ya no ejercían puestos de primera línea, seguían manteniendo influencia en los cuarteles.

Actualmente, un militar activo y diez en retiro ocupan once de los 32 ministerios, incluidos los de Defensa, Agricultura y Alimentación. También están al frente de una compañía petrolera, una cadena de televisión, un banco, una ensambladora de vehículos y una constructora. Para el analista Benigno Alarcón, al menguar su base electoral, el Gobierno decidió conservar el poder por la fuerza y compró la lealtad de quienes se lo garantizan, incluso más allá de los cuarteles. «Lo hace pagándoles mucho más o dándoles posiciones desde las cuales se puedan enriquecer», señaló Alarcón.

El analista político Jesús Silva afirmó ayer, que la oposición está trabajando para «influir en los mandos medios del estamento militar para que se rebelen, ya que ellos y sus familias padecen la calamidad económica actual». Silva añadió que los antichavistas están promoviendo que «un ambicioso líder militar chavista desplace del poder al civil Maduro».

Ayer hubo otro punto de inflexión. Yibram Saab Fornino, hijo del Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, le dijo mediante un vídeo en Youtube: «Papá, en este momento tienes el poder de poner fin a la injusticia que aún vive el país. Te pido como hijo y en nombre de Venezuela, a la cual tú sirves, que reflexiones y hagas lo que tienes que hacer. Te entiendo, sé que no es fácil, pero es lo correcto».

En paralelo la oposición caminó hasta el lugar donde un joven universitario murió por el impacto de una bomba lacrimógena en Caracas durante las protestas del miércoles. Además, hoy marcharán hasta todas las cárceles donde hay presos políticos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »