Editorial

Venezuela y el 23 de febrero. ¿Sucedió lo que temían muchos?

21 de febrero de 2019 – Por: El Director.

Sin duda alguna el tema Venezuela y el suministro de insumos médicos y alimentos que esperan (al escribir este editorial, jueves 21) tras la frontera para entrar a Venezuela, más exactamente en Cúcuta, ciudad colombiana que se ha constituido en uno de los principales centros de acopio, pues no es el único, también el almacenamiento de las ayudas tiene su asiento en múltiples puntos en Colombia, Brasil y una isla del Caribe.

El jueves pasado llegaron los primeros camiones con suministros a una bodega en el puente internacional de Tienditas, cerca de Cúcuta, la principal urbe sobre la porosa frontera común, que se extiende a lo largo de 2.200 kilómetros.

Del lado venezolano, los militares han bloqueado todos los carriles de la moderna estructura, aún sin estrenar, con dos contenedores y un camión cisterna, esperando el desarrollo de esta difícil situación que, de no manejarse con guantes de seda, puede deteriorarse y perderse muchas vidas humanas.

Y es que la posición del gobierno de Maduro, respaldado por las fuerzas armadas, ha dejado muy en claro que “sobre sus cadáveres”, según así lo anotó el general en jefe, entrarán estos suministros a nuestro país, y por el otro lado, el auto proclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó ha repetido en varias ocasiones y recientemente  anuncio al país: “este 23 de marzo nos movilizaremos a todos los cuarteles de Venezuela a exigir el ingreso de la ayuda humanitaria”. “Señores de la fuerza Armada Bolivariana, tienen 3 días para acatar a la orden del presidente (E) y ponerse del lado de la constitución. Esta ayuda es para salvar vidas”.

Por otra parte, Venezuela ya ha tomado medidas en vista de la “violación de su territorio” y ha cerrado la frontera con Curazao ante la llegada de ayuda humanitaria. La Fuerza Armada venezolana se ha declarado en “alerta” para evitar una violación del territorio ante la pretensión del presidente interinoJuan Guaidó, de hacer entrar el próximo sábado la ayuda humanitaria reunida en Colombia, Brasil y Curazao. Venezuela, además, ha cerrado la frontera marítima y aérea.

El panorama no se presenta claro por el enfrentamiento entre el gobierno de Maduro y la oposición ahora encabezada por Juan Guaidó, sin embargo, por la forma como se manejan estos temas a la luz de fines políticos, creo que las soluciones irán por ese camino y no por el de enfrentamientos bélicos que pudieran degenerar en derrames de sangre entre hermanos.

Porque mirando futuristamente las próximas elecciones en Estados Unidos, la manera como se cambie la situación política en Venezuela, influirá notablemente en la votación para presidente, pues si cae el régimen de Maduro, ya pueden ir haciendo cola, Nicaragua Bolivia y Cuba, y esto si generaría muchos votos a favor del único que hubiera por fin haber logrado un cambio positivo en la Isla, por hablar de Cuba; pero eso está por verse, son muchos los actores que intervienen en cada uno de estos países y que buscan sus propios intereses políticos y económicos, por lo que esto no es tan sencillo, el mundo esta repartido desde hace rato y nadie quiere perder su pedazo, antes por el contrario, cada cual lucha políticamente por conservar lo que tiene, aunque algunas veces se tiene que recurrir a enfrentamientos bélicos que generan como hemos visto a diario: destrucción, hambre, miseria y lo más triste, grandes pérdidas de vidas humanas en los sectores más pobres, pues los que tienen algunos recursos ya se ha marchado, mucho antes de que las cosas llegaran a ese punto de no retorno, y las clases menos favorecidas, los más débiles, tratan de hacerlo engruesando las filas de migraciones que buscan en países vecinos que los acojan para huir de la miseria y la muerte que los acosa.

Como se han venido mostrando las cosas en Venezuela pareciera como un enfrentamiento entre Trump y Maduro y en el medio Juan Guaidó.

Las grandes potencias, por lo que hemos visto en otras regiones del mundo, buscan mantener sus territorios resguardados de intervenciones de doctrinas distintas de las suyas y posiblemente, si se lo permiten, ampliar sus territorios “amigos”, así se amenacen entre ellas (las potencias) con despliegues de cohetes o armas de alta tecnología. Todo es una exposición de fuerza y de mostrar los dientes, pero nada de un enfrentamiento directo, pues todos conocemos que eso seria el fin de todo lo que conocemos y eso, eso no va  a ocurrir….

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »