Editorial

Verdades que nos invitan a reflexionar

Posted on

6 de diciembre de 2017 – Por: El Director.

Muchas personas desarrollan su vida en escenarios materialistas que creen que son los objetivos verdaderos en los que debe basarse su existencia, con la mente fija en ellos centran toda su capacidad y avanzan desde siempre, sin darse la oportunidad de detenerse un momento y valorar otras alternativas, su egoísmo los empuja y no se dan la oportunidad de encontrar otras opciones; algunos, al final del camino, se dan cuenta que se equivocaron, que ese no debió haber sido su enfoque, aunque también hay que decirlo muchos llegan al final y continúan empecinados en los mismos objetivos en los que se enfocaron siempre. pero desafortunadamente tanto para unos como para los otros, ya es tarde, porque en el lecho de muerte, ¿de que sirven los títulos, honores, el dinero?, allí no tiene ningún significado para quien se encuentra al final de la vida, todo un tiempo, toda una vida en busca de lo material, más y más y al final ¿Qué?

Aquí vale la pena hacer un alto y preguntarnos: ¿el dinero y las cosas materiales nos dan la felicidad?, muchas de las personas con las que he conversado aquí y en otros países, me han demostrado con su manera de hablar, con su manera de sentir, con lo que enseñan sus mitradas y sus sonrisas, que el dinero no es el garante de una felicidad, muchas de ellas son gente humilde, que habitan con sus familias en viviendas muy modestas, pero llenas de alegría, que ya quisieran tener muchas de las mansiones de gente con grandes recursos, ellos no saben de ropa de marca o de autos lujosos, su mundo lo forman su familia, su hogar y el trabajo, sus vecinos, al igual que ellos comparten su entorno y todos se conocen. Todos ellos tienen una misma respuesta: vivimos muy felices y entonces uno realmente siente que es un privilegio conversar con ellos y entonces confirma lo que alguna vez escucho: que el dinero no da la felicidad, que tener más y más cosas materiales no nos hacen una mejor persona o más felices. No obsesionamos con encontrar la felicidad y corremos detrás de ella y no nos damos cuenta de que es esa misma obsesión es la que nos impide alcanzarla.

Encuentro también que lo único que es realmente nuestro es el tiempo y cuando tomamos parte de el para compartirlo con nuestra familia, los amigos o con personas que ni siquiera conocemos, estamos regalando lo único que realmente nuestro, el tiempo; al hacerlo te darás cuenta que se logra mucho más regalando vuestro tiempo que con el dinero.

Se responsable con tus acciones, recuerda que una acción vale más que mil palabras; por eso cuando hagas algo se muy consiente del paso que vas a dar, puedes perjudicar a los tuyos con una decisión equivocada. Cuantos se encuentran en prisión por una mala acción, una decisión errada, solo allí se dan cuenta que con su proceder arrastraron también a sus seres más queridos, que aunque no están físicamente tras las rejas junto con ellos, sufren terriblemente a verlos privados de la libertad por una mala acción; ellos también están pagando por su irresponsabilidad y es allí donde se dan cuenta que “condenaron” también a los suyos y ellos  bien lo sabe: son inocentes y su sufrimiento es el resultado de sus malas acciones.

Todos tenemos algún talento, lo importante es que lo pulamos y eso solo se logra con tenacidad, esfuerzo y la practica constante, quizás a usted le gustaría aprender a tocar algún instrumento musical, quizás se le facilita la música, pero si no haces el esfuerzo y practicas constantemente, todo ese buen talento se va a desperdiciar, eso ocurre con cualquier habilidad que tengas, va a necesita de esfuerzo y práctica constante.

Invierte en usted mismo, no creas que eso es egoísmo, ya basta de invertir e invertir en tus hijos mayores, ellos tienen su propio tiempo; invierta en usted mismo, vale la pena hacerlo, muchos seguimos ayudando y ayudando a nuestras familias y eso se convierte en una rutina, el día que no lo hagamos, seguramente te van hacer mala cara y no será el familiar preferido sino al contrario, como decimos en algunos países: nos convertimos en los malos del paseo, por eso, ahora después de que sacaste a tus hijos adelante, invierte en ti, te lo mereces, los demás tendrán su propio tiempo.

Estas son algunas de las verdades sobre las que vale la pena reflexionar; solo una última cosa: el problema es que crees que tienes tiempo…

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com

Latino News, LLC

 

Click to comment

Lo más leído

Latino-news - Todos los derechos reservados © 2017.