Deportes

Vettel, adelantamiento ilegal

Demasiado tarde se ha descubierto que el tricampeón se saltó una bandera amarilla. Ferrari no va a reclamar… por no hacer el ridículo

27 Noviembre 12 – Agencias

Dos días después de que Sebastian Vettel se proclamara campeón del mundo, el GP de Brasil todavía da que hablar. Ayer, vía internet, aparecieron unas imágenes de la cámara interior del coche del alemán en la que queda perfectamente reflejado que cometió una acción ilegal al superar bajo bandera amarilla (está prohibido adelantar y los pilotos deben circular con cautela ya que existe una situación de peligro) a Jean Eric Vergne. De haberse dado cuenta los comisarios deportivos (Garry Connelly, Tom Kristensen y la española Silvia Bellot) y el director de carrera (el controvertido Charlie Whiting), la sanción impuesta al alemán habría sido un «drive through», es decir, pasar por boxes sin parar con la consiguiente pérdida de tiempo. Ahora es difícil valorar si esta situación, que se produjo en la cuarta vuelta, hubiera perjudicado al de Red Bull y beneficiado a Fernando Alonso. Si los jueces hubieran descubierto la acción a posteriori o alguien hubiera reclamado, Vettel habría tenido que sumar 20 segundos al tiempo total invertido en carrera, es decir, que hubiera caído a la novena plaza y Alonso habría ganado el título.

El pasado domingo, a las 21:00 horas en España se publicó la clasificación oficial y una hora después terminó el plazo para reclamar. Ahora, con estas nuevas evidencias aparecidas dos días después, gracias al visionado de un aficionado inglés, el Código Deportivo Internacional de la FIA (CDI) abre la posibilidad de entrar a investigar el tema y poder sancionar. Algo que parece, en cualquier caso, poco probable.

Ferrari señaló oficialmente que no recurrirían. La decisión parece absurda, pero esto podría implicar ganar un título en un despacho (no muy aconsejable por imagen) y reconocer un tremendo error que puede haberle costado a Alonso un título. En clave política (muy complicada en la F-1), esto puede servir a la escudería para recordar a la FIA en el futuro que le debe una.

En estos casos, el procedimiento habitual es que el comisario jefe de la zona donde se produjo la infracción comunique el hecho a la dirección de carrera; que el piloto afectado lo diga por radio (en este caso era un piloto del equipo B de Red Bull…); o que otro equipo lo haga saber. Ninguna de estas variables se dio durante la prueba. Este comisario fue testigo hace dos años de las pruebas presentadas por Red Bull para sancionar a Hamilton: una foto hecha desde un satélite privado para demostrar una infracción.

Viendo la clasificación final, llama la atención que en la última vuelta, con el coche de seguridad en pista, el octavo clasificado (también Vergne, de Toro Rosso) se distanciara de Vettel exactamente 19,2 segundos, es decir, casi el tiempo de sanción que hubiera supuesto a Vettel que descubrieran su acción a posteriori. De haber llegado a 20, el alemán hubiera sido séptimo y mantenido el título. ¿Conocían la infracción y estaban asegurando la séptima plaza a Vettel por si alguien se daba cuenta?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »