Editorial

Cautela y prevención ante los virus

Cautela y prevención ante los virus

30 de enero de 2020 – Por: El Director.

Debido al enorme cubrimiento hecho por todos los medios del brote de coronavirus de China, tendemos con nuestra mente de la mano de películas en la que se nos muestran un mundo desolado por algún virus mortal y supercontagioso, convertirlo en una futura pandemia de apocalípticas catastróficas. Y aunque siempre se debe tener cuidado y seguir las básicas recomendaciones de higiene para evitar enfermarnos, existen otros virus muchísimos más dañinos que el coronavirus y ni siquiera le prestamos la atención debida, ni recurrimos al médico oportunamente, por el contrario; tratamos de remplazarlo con remedios caseros y a veces con desafortunados desenlaces.

Estos virus debieran preocuparnos más que el de China o por lo menos igual, pero al parecer todo lo que está rodeado de misterio, proveniente de otras latitudes con nombres como: Zika, Ébola es lo que más nos llama la atención y dejamos nuestra imaginación libre para que nos cree películas de terror entorno de escenarios poco realísticos.

Uno de ellos es la Influenza, que causa la gripe y que representa una amenaza mucho mayor para los estadounidenses que el brote de coronavirus de China que como sabemos está siendo noticia en todo el mundo.

Este virus afecta a los más vulnerables y en los últimos meses ha cobrado la vida de más de 40 niños. Cuando lo cotejamos con el coronavirus no tiene comparación por ahora. La influenza rara vez recibe este tipo de atención por parte de los medios, a pesar de que mata a más estadounidenses cada año que cualquier otro virus, según el doctor Peter Hotez, profesor de pediatría, virología molecular y microbiología en el Baylor College of Medicine de Houston. La influenza ya ha enfermado al menos a 13 millones de estadounidenses este invierno, con 120,000 internaciones y 6,600 muertes, según los CDC. Y la temporada de gripe ni siquiera ha alcanzado su punto máximo. En un mal año, la gripe puede matar a 61,000 personas.

A nivel mundial, la gripe causa unos 5 millones de casos de enfermedades graves cada año, y mata a 650,000 personas en ese lapso, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Virus como el del sarampión es uno de los mas contagiosos del mundo y como dato de comparación, en la República Democrática del Congo, el sarampión ha matado a 2,000 personas en el último año, más del doble que el ébola. Sin embargo, funcionarios de UNICEF dicen que esta crisis ha recibido poca atención. Casi todas las víctimas del sarampión fueron menores de 5 años.

Debido a que el virus Wuhan es nuevo, los humanos no tienen anticuerpos que los protejan. Los médicos no han tenido tiempo de desarrollar tratamientos o vacunas.

Y colocándolo en contexto también podemos decir: El número de afectados por el coronavirus de Wuhan en China ha superado ya a los de la epidemia de SARS en 2003. Según las cifras oficiales, hay más de 9.000 casos desde que comenzó el brote hace un mes y medio, un salto de 1.900 con respecto a 24 horas antes. Hace 17 años, los infectados en los nueve meses que duró aquel brote fueron 5.327. El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su periodo de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. Los científicos chinos han confirmado que, a diferencia del SARS, es posible el contagio durante la incubación.

Por supuesto, el brote de coronavirus debe tomarse muy en serio. Este virus puede causar neumonía y hasta el jueves se le atribuían 9,000 contagiados y 220 muertos. Y se está propagando muy rápidamente en todo el mundo. En comparación con el coronavirus causante del SARS, el actual 2019-nCoV parece ser más contagioso, pero menos mortal. La tasa de mortalidad se sitúa en torno al 3% y afecta fundamentalmente a mayores de 60 años cuyo sistema inmune ya está debilitado por otras patologías.

Como sea, lo único que puede contener una infección viral es la vacuna, por lo tanto; debemos vacunarnos para protegernos de la influenza, de la neumonía, así no sea en un alto porcentaje, y esperar que los científicos de China y de todo el mundo, puedan tener una vacuna contra el coronavirus, lo más pronto posible. Ser cautelosos muy prevenidos es la mejor postura, pero lejos del pánico, de la ansiedad y de escenarios muy poco realistas.

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »