Inmigración

Demócratas presionan para asegurar permisos a inmigrantes con trabajos esenciales contra coronavirus

Demócratas presionan para asegurar permisos a inmigrantes con trabajos esenciales contra coronavirus
Miles de beneficiados con DACA y TPS laboran como médicos o personal de enfermería.

Los extranjeros que la Administración Trump rechaza están en primera línea contra la pandemia

28 de abril de 2020 – Agencias.

“A mis pacientes no les importa mi estatus migratorio, les importa la calidad del servicio que estoy proporcionándoles”, dijo sin cortapisas Jose Aguiluz, quien es enfermero en una sala de emergencias en Washington, D.C. y actualmente realiza pruebas de COVID-19 en una clínica en Maryland.

Al igual que Aguiluz, Ali Jacknoon, Karen Reyes y Karen Rojas forman parte de los más de 330,000 inmigrantes que realizan trabajos esenciales para mantener a Estados Unidos funcionando, mientras se enfrenta la emergencia contra el coronavirus.

“Una decisión desfavorable significa sacarme a mí y a otros como yo de la primera línea. Ese comportamiento imprudente pone en peligro la vida de las personas, especialmente ahora durante esta pandemia”, advirtió, debido a que pronto podrían perder sus autorizaciones de empleado tras las decisiones del Gobierno del presidente Donald Trump de desaparecer los programas de los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Los senadores demócratas Chuck Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois) y Bob Menendez (Nueva Jersey) urgieron a la Administración federal asegurar la extensión de los permisos laborales de estos inmigrantes, a quienes calificaron como “héroes”, a pesar de que sus vidas y las de sus familias están en riesgo ante la pandemia.

“Lo menos que podemos hacer para brindarles tranquilidad es extender automáticamente las autorizaciones de trabajo”, expresó Schumer. “Es hora de que la Administración Trump y los republicanos en el Congreso pongan fin a sus ataques contra los inmigrantes, y en su lugar trabajen con los demócratas para extender las autorizaciones de trabajo”.

El líder de la minoría en el Senado urgió a que se proporcionara también acceso equitativo a las pruebas COVID-19 y el tratamiento adecuado en caso de contagios.

Durbin coincidió y destacó que uno de cada seis trabajadores en los servicios de salud y sociales son inmigrantes.

“¿Dónde estaríamos en esta pandemia sin ellos?”, cuestionó. “Debemos asegurarnos de que José, Ali, Karen, Denisse y cientos de miles de personas en nuestra fuerza laboral esencial no se vean obligados a dejar de trabajar”.

Menendez acusó a la Administración Trump de “poner en la mira” a estos inmigrantes, sin considerar el trabajo que realizan para el país y especialmente para enfrentar la pandemia que ya supera el millón de contagios en EEUU.

“Cuidan a los enfermos, trabajan turnos dobles, consuelan a los moribundos y, a menudo, lo hacen sin el equipo de protección personal que necesitan”, lamentó Menendez. “Independientemente de su lugar de nacimiento, estos individuos, sin duda, representan lo mejor de Estados Unidos”.

Dijo las necesidades del país durante esta crisis de salud deben anteponerse a la agenda contra inmigrantes del mandatario republicano.

Schumer aseguró que desde el Senado presionarán para asegurar los apoyos a los inmigrantes, destacando que las autorizaciones de empleo son la prioridad.

“La Administración y los republicanos en el Congreso deberían trabajar con los demócratas para extender las autorizaciones de trabajo”, urgió.

Al frente de servicios básicos

Reportes del Centro Americano para el Progreso (CAP, por sus siglas en inglés) señalan que 202,500 receptores DACA y 131,300 extranjeros adscritos al TPS de El Salvador, Haití y Honduras están reconfirmando su valía en diversos trabajos esenciales durante la emergencia.

Al menos 27,000 miembros de “dacamentados” tienen distintas habilidades para atender como médicos y personal de enfermería, por ejemplo, pero también son maestros y laboran en las cadenas de suministro de alimentos.

“Soy una maestra de educación especial que tiene el privilegio de enseñar a niños de kinder sordos y con dificultades auditivas”, contó Karen Reyes, una “dreamer” maestra de educación especial en Austin, Texas. “No deberíamos hacer la vida más complicada o agregar más ansiedad en este momento. Por eso es imperativo que el Congreso extienda automáticamente las autorizaciones de empleo de los beneficiarios de DACA y TPS”.

Pidió también asistencia financiera para inmigrantes sin importar su estatus migratorio, así como acceso a pruebas de COVID-19 y atención médica en caso de enfermar.

Denisse Rojas, estudiante de cuarto año de medicina en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, candidata a MPP en la Universidad de Harvard y cofundadora de Pre-Health Dreamers, también destacó la importante del trabajo que inmigrantes como ella realizan y del peligro que corren ante una posible suspensión del programa por parte de la Corte Suprema.

“Mi DACA expira en mayo de 2021, el mismo mes que terminaré mi carrera de medicina. Si la Corte Suprema permite que la Administración Trump ponga fin a DACA, pondría mi carrera como médico en la sala de emergencias, en un punto muerto”, expresó. “Sé que puedo seguir sirviendo a mi comunidad en esta crisis como profesional médico… Mientras trabajo duro en la primera línea, insto a los legisladores a tener compasión y poner fin a nuestros temores (de deportación)”.

En el caso de los “tepesianos” se estima que de los 11,600 trabajadores de la salud con TPS, al menos 8,100 son asistentes de cuidado de la salud y el cuidado personal en el hogar, asistentes de enfermería y asistentes psiquiátricos; 1,900 son técnicos de salud; 1,300 realizan labores complementarias de asistencia médica, pero miles más son transportistas o laboran en limpieza.

Ali Jacknoon, originario de Sudán, es conductor y entrega comidas a los necesitados y a enfermos de COVID-19 en Washington, D.C.

“Si las próximas decisiones judiciales de TPS y DACA no están a nuestro favor, es posible que cientos de miles de titulares de TPS y DACA pierdan estado durante esta pandemia… Esto se sumará a los millones de desempleados que no pueden cuidar a sus familias”, alertó. “No necesitamos eso en este momento. Espero que el Congreso nos tome en cuenta a nosotros y a nuestras familias mientras trabajan en el próximo proyecto de ley COVID”.

Lo más leído

To Top
Translate »