Inmigración

Familia de inmigrantes abre cafetería en plena pandemia de COVID-19

Familia de inmigrantes abre cafetería en plena pandemia de COVID-19

El miedo no los frena para lanzarse a hacer realidad el negocio de sus sueños

7 de julio de 2020 – Agencias.

En los momentos más críticos del coronavirus, la pareja de inmigrantes Andrés Webster y su esposa Patricia Cabrera se lanzaron a abrir el negocio de sus sueños, Café Goki, una cafetería con olores y sabores mexicanos en la ciudad de Arcadia al noreste del condado de Los Ángeles.

Junto a sus tres hijos, Alfa de 24 años, Andrés de 20 años y Aleph de 17 años trabajan a brazo partido por sacar adelante la naciente empresa familiar en medio de restricciones sanitarias y miedo al contagio del COVID-19.

Desde que vivían en Oaxaca, México de donde Andrés es originario, los Webster-Cabrera siempre desearon abrir una cafetería, pero no fue hasta el año pasado que pusieron manos a la obra.

“Decidimos entrarle después de que dejé mi trabajo en el Consulado de México en Los Ángeles”, dice Andrés.

Durante cinco años había trabajado como agregado cultural en la sede diplomática de México, pero en abril de 2019 dejó esa ocupación al considerar que su ciclo en el Consulado terminó.

“Ahí fue cuando dijimos, éste es el momento para abrir la cafetería”.

Y todo encajaba a la perfección ya que mientras él trabajaba, Patricia, originaria de Sonora, México, había aprovechado el tiempo para estudiar y entrenarse como chef repostera.

“Inicialmente planeamos la apertura del Café Goki para octubre de 2019, pero los ahorros se nos agotaron y la pospusimos para marzo de este año”, dice Andrés.

Sin embargo, la pandemia los obligó a retrasar sus planes; y no fue sino hasta el 23 de mayo que abrieron sus puertas al público, aún con el temor al COVID-19, y cuando solo se permitía a cafeterías y restaurantes vender para llevar.

¿Por qué abrir en plena contingencia sanitaria?

“Por la necesidad de generar ingresos”, dice Andrés sin pensarlo dos veces.

Y reconoce que el Ayuntamiento de la ciudad de Arcadia donde ellos viven y abrieron el negocio, los ayudó y motivó mucho dándoles toda clase de facilidades e incentivos.

“El primer día fue de muchos nervios. Nuestros primeros clientes fueron amigos de nuestros hijos. Ya estaban esperando afuera cuando llegamos”, cuenta Andrés quien señala que las primeras semanas fueron de prueba y error para ver que funcionaba mejor.

Además de una amplia variedad de cafés y smoothies, Patricia dice que han ido probando diferentes opciones en el menú.

“Al principio quisimos hacer algo más americano como sándwiches gourmet, pero descubrimos que la gente se inclinaba por lo mexicano”, dice.

Lo que más demanda tiene en el menú son: la torta de pollo con mole rojo, los molletes y la torta de pechuga de pavo. Pero también tienen café de Veracruz, México; chocolate de Oaxaca y el tradicional té de poleo oaxaqueño. Los fines de semana venden tamales.

Y en su amplia gama de postres, sobresalen el muy mexicano flan, la gelatina de rompope y el pan de elote servido caliente con una bola de nieve, si la gente así lo desea.

“Estamos descubriendo un mundo nuevo, y estoy orgullosa de ver como los hijos se han involucrado y están trabajando duro con nosotros. Alfa se encarga de los horarios, las redes sociales y la administración; Aleph y Andrés se rotan en la caja y prepara los smoothies. También están siendo entrenados para ser baristas”.

La familia ha contratado a dos jóvenes baristas para trabajar en la preparación de los cafés.

¿Y de dónde nace la idea de ponerle Goki a la cafetería?

“Queríamos honrar a Oaxaca y a la ciudad de Arcadia. El ícono de Arcadia es un pavo real. En lengua zapoteca, pavo real se dice Beregoki que significa Ave (Bere) y Noble (Goki). Así que nos quedamos con Café Goki que en zapoteco quiere decir Café Noble”.

En una de las paredes del Café Goki, se puede ver la explicación del nombre.

A mes y medio de abrir las puertas del singular Café Goki, Andrés dice que están muy cansados porque el trabajo no cesa, pero al mismo tiempo se siente muy contentos.

“Cuando el condado de Los Ángeles autorizó que la gente consumiera y se sentara en cafeterías y restaurantes, las ventas mejoraron mucho; pero al volver a repuntar la pandemia, y de nuevo solo se les permitió vender para llevar, el negocio comenzó a sufrir”.

Aún con este estira y afloja, y pese al miedo al virus y verse obligados a trabajar con mascarillas y otras medidas de prevención, los Webster- Cabrera están gustosos de haberse animado a emprender en una etapa histórica cuando el mundo está metido en una pandemia.

El café Goki está abierto los lunes de 7 a.m. a 4 p.m.; de martes a viernes de 7 a.m. a 6 p.m.; sábados de 8 a.m. a 6 p.m.y los domingos de 9 a.m. a 3 p.m.

Se encuentra localizado en el 214 al norte de la avenida First en la ciudad de Arcadia, frente a la estación del metro Arcadia.

Lo más leído

To Top
Translate »