Mundo

El Estado Islámico mata a dos sacerdotes católicos en Siria

Imagen del carnet de una de las víctimas difundida por el Estado Islámico.

Ambos se dirigían a la ciudad de Deir Ezzor para trabajar en reconstrucción de una iglesia católica armenia

11 de noviembre de 2019 – Agencias.

Dos sacerdotes católicos han sido asesinados por el Daesh en Siria en el que constituye el primer ataque contra esta religión desde que el “califa” Ibrahim Hashimi asumió el mando de la banda terrorista. Según un comunicado de la agencia Amaq, las muertes se produjeron cuando miembros del grupo yihadista abrieron fuego contra ellos en la aldea de al Zar, ubicada en el distrito de al Basira, en el campo oriental de Deir Ezzor.

Como prueba de su criminal acción, los yihadistas publican la reproducción del carnet de identidad de uno de los clérigos, en un hecho que sitúan dentro de la “bondad” que Alá tiene con ellos. “Dos sacerdotes de cristianos incrédulos perecieron después de que los soldados del Califato les atacaron”, subrayan.

Al publicar el documento de identidad, dicen que se trata del “encontrado en posesión de uno de los sacerdotes de los cristianos después del ser asesinados de los soldados del califato”. Queda claro que la estrategia de los nuevos responsables de Daesh es la de continuar con los ataques a los “cruzados” por ser seguidores de la “Cruz” (de Cristo).

Esto quiere decir, según expertos en la materia, que cualquier objetivo vinculado con la religión cristiana, ya sea en las zonas en las que ahora operan, o en Occidente, es susceptible de sufrir atentados por parte de estos terroristas.

En el colmo de su fanatismo e ignorancia, para justificar sus crímenes sitúan al cristianismo entre las religiones “politeístas”. Les da igual. Su determinación es la de imponer el Islam en su interpretación más rigorista, la Sharia, y para ello no dudan en atacar a los de otras confesiones, como ocurrió hace meses en Sry Lanka, Filipinas, Burkina Faso y otros países.

La lucha contra los terroristas, además de su vertiente operativa a cargo de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, precisa de la acción de los musulmanes que deben desacreditar con más fuerza, aunque ello conlleve asumir algunos peligros, a los miembros de Daesh y su estrategia criminal.

Disidentes de la banda, todavía en un pequeño número, se atreven a denunciar que lo que hacen los yihadistas va contra la ley de Dios y que, por lo tanto, no irán al cielo que sus jefes les han prometido, con tanta maldad como fanatismo.

Reconstruir una iglesia

Otras fuentes, sin embargo, como las recogidas por el SITE Intelligence Group, hablan de que en realidad se trataría de un sacerdote y su padre. El sacerdote ha sido identificado como Husib Ibrahim Bidoyan, jefe de la Iglesia católica armenia en la ciudad de Qamishli, ubicada en la provincia de Hasaka, tal y como ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.

Por su parte, el Rojava Information Center también ha informado, en contra de la versión del Estado Islámico, de que las víctimas son Hanna Ibrahim y su padre, Ibrahim Hanna Bido, y ha agregado que el sacerdote viajaba a Deir Ezzor para encabezar los trabajos de restauración de una iglesia armenia.

En Deir Ezzor hay una iglesia y un memorial en honor a los Mártires del Genocidio Armenio, si bien la iglesia fue destruida con explosivos en 2014, un suceso achacado a seguidores de Estado Islámico o del antiguo Frente al Nusra, rama de Al Qaeda en el país árabe.

El grupo yihadista ha incrementado sus ataques a raíz de la ofensiva militar turca contra las fuerzas kurdas que controlaban el norte y el noreste de Siria para instaurar una ‘zona segura’ que alejara a las milicias de su frontera. Este mismo lunes han muerto seis personas y 22 han resultado heridas a causa de la explosión de tres bombas en la ciudad de Qamishli, si bien por ahora ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha detallado que dos coches bomba han estallado en la calle Al Uehda y cerca de un hotel situado en el mercado de la localidad, mientras que una bomba ha explotado cerca de una escuela.

El Rojava Information Center ha publicado fotografías de los lugares de los atentados y ha resaltado que el hotel alcanzado es el Elba, antes de agregar que una de las explosiones ha causado daños en una iglesia caldea de la ciudad, informa Reuters.

En la ciudad hay al menos once iglesias de diversas confesiones cristianas, incluidas cuatro siriacas ortodoxas, dos asirias, y una caldea, una armenia -que encabezaba el sacerdote asesinado por Estado Islámico-, una católica, una apostólica y una protestante.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »