Editorial

El miedo es la mejor arma de los que no nos quieren

14 de agosto de 2019 – por: Ing. Jairo Vargas.

Como hemos visto a través de la historia en lo que respecta al tema migratorio, un arma eficaz es el miedo, el temor a una deportación sin previo aviso, por las graves consecuencias que pudieran acarrear sobre todo en los más vulnerables como lo son los hijos de los inmigrantes.

Cada comunicado del gobierno en este tema, lo que hace es precisamente esto, crear miedo, incertidumbre y un gran temor dentro de la comunidad inmigrante, todos los argumentos de que los inmigrantes contribuyen a la economía, que la gran mayoría de ellos son personas excelentes, buenos trabajadores, de buenas costumbres, parecen que no tienen validez ante una desafortunada redada, nada parece servir, ni los años que se lleva trabajando honestamente engrandeciendo esta nación, nada de eso pareciera contar al momento de ser detenido, el hecho que cuenta es que es un inmigrante sin permiso de estar en este país y por lo tanto; se debe ir.

La verdad aquí hay dos temas a considerar: uno es el miedo y el otro es la cautela con que debemos manejar nuestra estadía aquí, bajo las actuales circunstancias migratorias

El miedo es lo que buscan estos anuncios en contra de los inmigrantes, que hacen más daño que las detenciones o redadas, puesto que si permitimos que se apodere de nuestras vidas, nos va a incapacitar para continuar con nuestro diario vivir y eso es lo que no debemos de permitir, que  el miedo nos paralice, hasta el punto que ya no queramos salir o movilizarnos por temor a que seamos detenidos y entremos en un proceso de deportación.

Aunque pudiera existir esa posibilidad, siempre la podemos minimizar, evitando cometer infracciones que pudieran darle oportunidad a las autoridades a detenernos, por lo tanto; es muy importante que siempre mantengamos nuestro comportamiento dentro de la ley y el orden. Por ejemplo, si manejamos, hagámoslo con la conciencia de acatar todas las normas de tráfico, revisemos nuestro vehículo para que no seamos detenidos por que llevamos una farola rota o no tenemos el cinturón puesto o nos excedimos del límite velocidad, estas son tan solo una de las pocas cosas que debemos tener en cuenta, pero desde luego, usted sabe que son muchas más. Evitemos el ruido, la música tarde de la noche, no demos oportunidad a algún vecino que llame a la policía por mal comportamiento, como dije: no le demos disculpa a nadie para que se aproveche de las actuales condiciones migratorias.

Lo más importante: no tengamos miedo y sigamos viviendo dentro de la ley nuestras actividades diarias, somos muchos los inmigrantes en este país y no es posible que vayan a sacarlos a todos, ni siquiera a una mínima parte, pero como dije: el miedo si puede causar más daño en la comunidad inmigrante que las medidas que todo los días anuncia el gobierno en contra de la inmigración.

Desde luego, el que este siendo buscado porque tiene cuentas pendientes con la ley, seguramente será deportado y separado de sus familias, eso lo sabemos y debemos de ser consientes que quien actúa mal, debe enfrentar la justicia y desafortunadamente su familia también se vera afectada, eso lo vemos diariamente con los que van a prisión, también su familia como dicen: “también va a la cárcel junto con él” por el sufrimiento que causa en su familia el verlo privado de su libertad.

Pero les repito, en esta época de medidas en contra de los inmigrantes, no permitamos que el miedo, muchas veces infundado, se apodere de nosotros, sigamos con nuestra vida y no hagamos caso a tanta noticia que solo causa temor entre los inmigrantes.

Eso no quiere decir que no seamos cautos y este es el segundo punto que mencione arriba.

Tengamos un plan “B” seamos inteligentes y adelantémonos a hechos que pudieran pasar, por que el ser cautelosos es muy importante, así nunca pase nada, pero si somos detenidos y no estamos preparados, van a sufrir, personas que dependen de nosotros, como lo son padres e hijos.

Por eso lo mejor es simular que somos detenidos y vamos a entrar en un proceso de deportación, esto es muy rápido y desde el momento que somos detenidos, perdemos contacto, por ejemplo: con nuestros hijos, ¿Quién se va hacer cargo de ellos? ¿Quién va a ir a la escuela o la guardería por ellos? Si son ciudadanos, no podrán salir del país sin una autorización de los padres, ¿Tenemos un poder para algún familiar o persona de nuestra entera confianza para que pueda hacerse cargo de nuestro hijos o personas que dependen de nosotros?

Si tenemos algunos bienes, ¿quién puede hacerse cargo de ellos, para venderlos, etc.?

Es fácil reunirse con familiares y a amigos y plantearse esta situación y acordar soluciones en caso de que llegase a ocurrir, si no nos pasa nada, que bien, pero si pasa, es mejor tener una alternativa a esta desafortunada circunstancia. Consulte con un abogado para el poder legal y siempre lleve el teléfono del abogado de su confianza en la billetera, para llamarlo en caso de una detención.

Por lo pronto; ya han ocurrido en el pasado estas mismas circunstancias y al final las cosas cambiaron, no permita que el miedo te haga tomar decisiones equivocadas, sigue con tu vida dentro de la ley y sea inteligentemente cauteloso.

 

El Editor
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »