Latinoamérica Hoy

La fiesta en la playa con sexo y drogas que contagió de coronavirus a la élite venezolana

Medios afirman de una parranda que se llevó a cabo en el archipiélago de Los Roques, con prostitutas traídas desde Europa

7 de abril de 2020 – Agencias.

De acuerdo con los medios, muchos de los hijos de los líderes del régimen venezolano siguen de fiesta, a pesar de que por la pandemia por el COVID-19 Nicolás Maduro decretó cuarentena en todo el país.

La agencia de noticias estadounidense denuncia que a inicios de marzo se celebró una “estridente” fiesta de varios días en el paradisíaco archipiélago donde abundaron las drogas como el 2C-B (conocida como la cocaína rosada) y prostitutas contratadas y traídas desde España (Madrid) e Inglaterra (Londres), antes de que se suspendieran los vuelos.

“Hubo una fiesta en una isla, y prácticamente todos los asistentes han dado positivo al COVID-19“, dijo Maduro el pasado 20 de marzo en una intervención televisiva, aunque después, ante las críticas de varios sectores de la sociedad, le restó importancia.

Las parrandas en Los Roques fueron organizadas por varios empresarios conectados con el régimen, afirmaron dos fuentes cercanas quienes participaron de la fiesta, pero que pidieron no revelar su nombre para evitar represalias.

Uno de los participantes que quedó al descubierto, según publicaciones en redes sociales con la etiqueta #CoronavirusParty, es Jesús Amoroso, hijo del principal funcionario anticorrupción de Maduro y sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por socavar la democracia venezolana, detalla esa agencia.

Incluso, hay fotos de Amoroso con los cantantes de reguetón Zion y Justin Quiles, aunque los portavoces de los artistas negaron participación en la “estridente” fiesta y explicaron que estaban en Los Roques grabando un video musical.

“Entre los asiduos asistentes a estas fiestas (en Los Roques) estarían los hijos de Maduro, de acuerdo con las fuentes, aunque ninguno participó en la más reciente“.

Esa persona relató en el mismo audio, cómo él y su novia tuvieron que ser evacuados con fiebre alta. Incluso, aseguró que a seis personas les detectaron el coronavirus.

Aunque muchos de los asistentes a la fiesta cerraron sus cuentas en redes sociales para evitar ser parte del escándalo, Jesús Amoroso publicó una foto en su cuenta de Instagram donde sale haciendo pistola y donde escribió: “MAMENLO CHISMOSOS”.

Por último, medios indican que la semana pasada la policía de Caracas arrestó a varias personas que estuvieron en la parranda de Los Roques. Esta vez eran partícipes de una fiesta en un exclusivo barrio de la capital venezolana, donde se incautó un revólver y pastillas de éxtasis.

De los 18 arrestados, entre ellos casi una decena de prostitutas, 2 dieron positivo por COVID-19.

“Necesitamos comer, pero ellos no. Lo que piensan es beber, levantar mujeres y no piensan en los demás. Aquí estamos en pie de lucha, trabajando”, dijo molesto Miguel Rengifo, un conductor de moto-taxi, indignado cuando escucha sobre fiestas de los ricos, mientras él, su familia y conocidos deben obedecer las órdenes de confinamiento.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »