Editorial

Migraciones ¿Cuál es la solución?

26 de junio de 2019 – Por: Ing. Jairo Vargas.

Todos hablamos del fenómeno migratorio, de la cada vez, más frecuente y del cada vez mayor número de personas que salen de sus países en busca de un mejor futuro para ellos y para los suyos.

Este movimiento migratorio, no es solamente hacia Estados Unidos o una situación solo de América del Norte, no, en todos los países del mundo con economías fuertes, son el objetivo primario del flujo de inmigrantes que huyen de sus países, por hambre, por falta de oportunidades y por seguridad.

Cuando nos preguntamos, porque sale la gente de sus países en busca de un mejor futuro en otras naciones, encontramos un común denominador: por falta de trabajo, porque peligra su vida y la de sus familias y por qué no tienen un futuro. Pero también, porque no hay garantías educativas, de servicios de salud, ni de salarios justos.

Entonces, si son esas las causas, ¿cómo se pudiera lograr que las personas no salgan de sus terruños y se queden en sus propios países?

Aunque la ecuación parece fácil de resolver, es muy compleja y tiene otros factores que evitan que el mejor de los propósitos cumpla con los deseos de quien así lo plantee, uno de ellos es la CORRUPCION, que adora el “dios dinero” y el “dios poder”, sin importar a quien se lleva en el proceso de conseguir sus objetivos egoístas, no importa quien se muera, quien se quede sin el pan de cada día, lo que importa es cumplir con mis objetivos personales así sufra de hambre, de miseria un gran grupo de seres humanos, muchos de ellos por un puñado de dinero, por unas cuantas tejas, etc., votaron por él, pero eso no es lo importante comparado con sus ansias de poder y dinero.

Pueden los países poderosos, así sea por fines políticos o geopolíticos, enviar recursos para mitigar las causas de la migración, Estados Unidos, por ejemplo, asiste económicamente y con otro tipo de recursos a muchas naciones que tienen dificultades en sus economías y con el objetivo de detener el flujo migratorio, pero estas ayudas de miles de millones de dólares, no son suficientes ni han evitado el flujo migratorio, la verdad es que muchas de estas fuertes partidas de dinero, se quedan en los bolsillos de los corruptos gobernantes y empleados igualmente corruptos, no importa que muchos sufran de hambre, de grandes necesidades, mientras yo me haga más rico y tenga más poder, lo demás no importa; pareciera ser el pensamiento de muchos de estos personajes que en época de elecciones prometen un cambio y lo que llamamos populismo, ya pasado de moda, aun sigue alegrando el oído de algunos.

¿Cuál es la solución entonces?

Quizás si se vigilara por un grupo integrado por personas de gran solvencia moral del país receptor de recursos, junto con un grupo de personas internacionales, idóneas, igualmente de altos valores morales, que vigilen y conozcan el destino final de cada una de estas millonarias partidas y que los resultados sean de conocimiento público y de organizaciones que velen por el buen manejo de estos dineros, quizás, se pudiera cumplir con los objetivos de erradicar la pobreza, creando fuentes de trabajo con salarios justos.

Cada país tiene sus propias fuentes de ingresos, sus fortalezas, que permiten, bien dirigidas, crecer su economía y generar trabajo, bien sea en el sector agrícola, minero, del turismo, del mar, o de varias combinaciones, pero se necesita vigilancia de las partidas extranjeras para obtener resultados.

Todas las grandes potencias deben de participar, porque las migraciones son un fenómeno mundial que va en aumento y un solo país, por más poderoso, no puede solucionarla.

Desde el cambio climático, pasando por los grandes avances tecnológicos con la robótica y la inteligencia artificial a la cabeza, son generadores de desempleo y esto va ir en aumento. La solución es global y deben de participar todos los grandes países para abordarlo y buscar la solución que estriba en que las personas no abandonen sus países de origen y esto se logra solamente creando fuentes de trabajo, salarios justos, educación, salud y seguridad y solo con el concurso de varias naciones poderosas económicamente y vigilando el destino de sus ayudas, se pudiera lograr. Pero la verdad, eso quizás, es tan solo un sueño…

 

El Editor
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

 

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »