La nación

Cómo la reforma tributaria afecta si los contribuyentes detallan sus deducciones

14 de noviembre de 2018 – Consejo Tributario del IRS 2018-176SP.

La reforma tributaria que afecta tanto a individuos como a empresas se promulgó en diciembre de 2017. Se le conoce comúnmente como la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, TCJA, o simplemente reforma tributaria. Además de casi duplicar las deducciones estándar, la TCJA cambió varias deducciones detalladas que pueden reclamarse en el Anexo A, Deducciones detalladas.

Esto significa que muchas personas que anteriormente detallaban sus impuestos ahora pueden encontrar que es más beneficioso tomar la deducción estándar. Los contribuyentes solo pueden hacer una o la otra.

La ley de reforma tributaria hizo los siguientes cambios a las deducciones detalladas que pueden reclamarse en el Anexo A para 2018.

Se suspendió el límite general en deducciones detalladas.

La eliminación gradual a base de ingresos de ciertas deducciones detalladas no se aplica en 2018. Esto significa que algunos contribuyentes pueden deducir una mayor cantidad de sus deducciones detalladas si sus deducciones fueron limitadas en el pasado porque sus ingresos estaban por encima de ciertos niveles.

Modificación de la deducción por ingresos estatales y locales, ventas e impuestos a la propiedad.

La deducción del contribuyente por ingresos estatales y locales, ventas e impuestos a la propiedad está limitada a una deducción total combinada. El límite es de $10,000 – $5,000 si es casado que presenta una declaración por separado. Cualquier suma por encima de esta cantidad no es deducible.

Nuevo límite de dólares en el saldo total del préstamo de residencia calificada.

La fecha en que un contribuyente sacó su préstamo hipotecario o un préstamo con garantía hipotecaria también puede afectar el monto de los intereses que pueden deducir. Si el préstamo de un contribuyente se originó el 15 de diciembre de 2017 o antes, pueden deducir intereses de hasta $1 millón en deuda calificada, o $500,000 para los contribuyentes casados que presentan una declaración por separado, si el préstamo se originó después de esa fecha, el contribuyente solo puede deducir intereses de hasta $750,000 en deuda calificada, o $375,000 para los contribuyentes casados que presentan una declaración por separado. Los límites se aplican a la cantidad combinada de préstamos usados para comprar, construir o mejorar sustancialmente la vivienda principal y la segunda vivienda del contribuyente.

Modificación de la deducción por interés de un préstamo de vivienda con garantía hipotecaria.

Los intereses pagados en la mayoría de los préstamos con garantía hipotecaria no son deducibles a menos que se paguen los intereses de los préstamos usados para comprar, construir o mejorar sustancialmente una vivienda principal o una segunda vivienda.

Por ejemplo, el interés en un préstamo con garantía hipotecaria usado para construir una adición a una vivienda existente suele ser deducible, mientras que el interés en el mismo préstamo usado para pagar gastos personales, como deudas de tarjetas de crédito, no lo es.

Como en la ley anterior, el préstamo debe estar garantizado por la casa principal o la segunda casa del contribuyente (conocida como residencia calificada), no debe exceder el costo de la casa y cumplir con otros requisitos.

Se modificó el límite para contribuciones caritativas.

El límite en la deducción por contribuciones caritativas en efectivo aumentó del 50 al 60 por ciento del ingreso bruto ajustado de un contribuyente. Esto significa que algunos contribuyentes que hacen grandes donaciones a organizaciones benéficas pueden deducir más de lo que dan este año.

Modificación de la deducción por siniestros y pérdidas por robo.

Las pérdidas netas por accidentes personales y robo de un contribuyente ahora deben ser imputables a un desastre declarado por el gobierno federal para ser deducible.

Suspendidas varias deducciones detalladas.

Anteriormente, cuando un contribuyente detallaba, podía deducir la suma de sus deducciones detalladas misceláneas que excedían el dos por ciento de su ingreso bruto ajustado. Estos gastos ya no son deducibles.

Esto incluye gastos no reembolsados de los empleados, tales como uniformes, cuotas sindicales y la deducción por comidas, entretenimiento y viajes relacionados con negocios. También incluye deducciones por tarifas de preparación de impuestos y gastos de inversión, tales como tarifas de administración de inversiones, tarifas de caja de seguridad y gastos de inversión de ciertas entidades.

Más información: (en inglés)

Suscríbase a los Consejos Tributarios del IRS

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »