Mundo

Hallado en París el cadáver de un menor en el tren de aterrizaje de un avión procedente de Costa de Marfil

Hallado en París el cadáver de un menor en el tren de aterrizaje de un avión procedente de Costa de Marfil
Un avión de la aerolínea francesa Air France. Getty Images

La aeronave, operada por Air France, procedía de Abiyán, capital económica del país africano

8 de enero de 2020 – París – Agencias.

El cielo, como el mar, también puede ser una frontera letal. El cadáver de un menor ha sido hallado esta mañana en el tren de aterrizaje de un avión de la compañía Air France que acababa de aterrizar en el aeropuerto Charles de Gaulle de París procedente de Abiyán, capital económica de Costa de Marfil. El niño tenía “una decena de años”, según una fuente próxima a la investigación citada por la agencia France Presse. Se había escondido en el pozo, el espacio donde se acoplan las ruedas del aeroplano tras el despegue.

Se desconoce la identidad del fallecido y los motivos exactos que le llevaron a subirse en el avión. En un mensaje en la red social Twitter, Air France ha confirmado el hallazgo del “cuerpo sin vida de un pasajero clandestino […] en el pozo de aterrizaje del aparato que efectuaba el vuelo AF703 que unía Abiyán con París-Charles de Gaulle el 7 de enero de 2020”. Y ha añadido: “La compañía expresa su compasión y deplora este drama humano. Una investigación está en curso”.

Más allá del drama humano, la muerte del menor “indica un fallo mayor en la seguridad del aeropuerto de Abiyán”, declara una fuente de Costa de Marfil a France Presse. La misma fuente se pregunta si el menor contó con cómplices para acceder al avión. No sería la primera vez que ocurre. A unos 50 grados bajo cero y con escaso oxígeno, los riesgos son enormes, aunque existen casos en que los polizones han sobrevivido.

“Cuando el avión despegó, vi el tren de aterrizaje cerrándose sobre mí. Las ruedas se colocaron junto a mis piernas”, contó al diario Le Parisien, en el año 2000, el superviviente Fidèle Maruhi, un hombre 24 años encontrado inconsciente en el aeropuerto de Los Ángeles (California, EE UU) en un avión procedente de Tahití. “Todo se volvió oscuro. No estaban lejos del reactor que hacía un estruendo infernal […]. Empecé a tener frío y me desmayé”.

Lo más leído

To Top
Translate »