Mundo

Turquía lanza la ofensiva militar por tierra y por aire contra los kurdos en el norte de Siria

El Ejército turco ha bombardeado posiciones kurdas en Akcakale.

El Ejército turco empieza a bombardear la ciudad de Ras al Ain

9 de octubre de 2019 – Beirut – Agencias.

El Ministerio de Defensa de Turquía ha anunciado el lanzamiento en la noche del miércoles de una operación terrestre en las zonas del noreste de Siria bajo control de las fuerzas kurdas, horas después de iniciar una campaña de bombardeos en este área.

“Las Fuerzas Armadas y el Ejército Nacional Sirio –una coalición de grupos rebeldes apoyados por Ankara– han lanzado la operación terrestre en la zona oriental del río Éufrates, como parte de la ‘Operación Manantial de Paz'”, ha dicho en un breve mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Por la mañana, minutos después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan diera luz verde a la tan esperada ofensiva en el noreste de Siria, se escuchaban las primeras explosiones en la ciudad fronteriza siria de Ras El Ain. Cazas turcos han comenzado a bombardean la ciudad fronteriza Siria, en lo que parecen el preludio de la ofensiva terrestre en esta región.

La cadena CNNTürk ha mostrado en directo las primeras imágenes de columnas de humo procedentes del citado enclave kurdo, donde hasta hace dos día estaban las tropas de Estados Unidos. Según fuentes de las milicias kurdas, en un primer balance, al menos hay tres víctimas mortales entre sus filas y cinco entre la población civil, aparte de decenas de heridos.

Más de 14.000 miembros del rebelde Ejército Nacional Sirio (ENS) se han unido a las tropas regulares turcas que desde por la mañana han ido llegado en convoy de tanquetas y blindados a la localidad de Ceylanpinar fronteriza con el enclave sirio bombardeado.

La tercera ofensiva turca, bautizada “operación fuentes de Paz”, contra las milicias kurdas de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se llevará a cabo en el este del río Éufrates y con ello Ankara busca crear “una franja de seguridad” de 32 kilómetros de ancho y de 480 de largo, en la frontera hasta Irak, en donde se reubicarán una gran parte de los más de tres millones de sirios que acoge Turquía desde hace ocho años.

Aparte del despliegue en la frontera turca, las facciones rebeldes apoyadas por Ankara se han movilizado en el oeste de Alepo para participar en la operación militar, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno. Las tropas turcas y estas facciones rebeldes sirias ya lucharon juntas en otras dos ocasiones, contra el Estado Islámico (EI) en el noroeste de Siria, y en una ofensiva en el enclave kurdo de Afrín el año pasado. El coste de vidas humanas que puede ocasionar la operación es una incógnita.

“Evitar un corredor terrorista”, según Erdogan

“Turquía ha iniciado, bajo el nombre ‘Operación fuentes de paz’, la ofensiva militar en Siria contra las milicias kurdosiras”, anunció a primera hora de la t arde el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan en Twitter. “Nuestra misión es evitar la creación de un corredor terrorista en nuestra frontera sur y llevar la paz a la zona”, ha sostenido el mandatario turco. La operación, ha añadido, “neutralizará las amenazas terroristas contra Turquía y llevará al establecimiento de una zona segura, lo que facilitará el retorno de los refugiados sirios a sus hogares”.

Los bombardeos, que llegan después de algunas escaramuzas previas, han sido confirmados por el portavoz de las Fuerzas de Siria democrática (FSD), Mustafa Bali. “Aviones turcos han comenzado a llevar a cabo ataques aéreos contra zonas civiles. Hay un gran pánico entre la gente de la región”, indicó Bali, voz de la alianza liderada por kurdos, en su cuenta de Twitter. También lo ha hecho la a gencia de noticias siria, SANA.

Una fuente de seguridad turca ha contado a Reuters que la operación ha comenzado con bombardeos aéreos y estará apoyada por disparos de artillería y de obús. En este sentido, otra fuente ha precisado que ya han comenzado también los disparos de obús contra bases y depósitos de munición de las YPG así como contra posiciones armadas lejos de las zonas residenciales.

Respuesta kurda

Tres obuses lanzados desde territorio sirio han impactado, sin causar víctimas, en dos localidades turcas en la región después de comenzar la ofensiva ordenada por Erdogan. Dos proyectiles de mortero impactaron en la ciudad de Ceylanpinar, al otro lado de la frontera frente a la localidad siria de Ras al Ain, informa la cadena CNNTürk. Al mismo tiempo, un edificio en la localidad turca de Nusaybin fue alcanzado por un proyectil lanzado desde la ciudad siria de Qamishli, unos 100 kilómetros al este de Ras al Ain, también sin causar víctimas, señala la agencia turca Demirören.

La ofensiva militar ordenada por Erdogan llega después de que Washington anunciase el pasado domingo la retirada de las fuerzas militares estadounidenses desplegadas en la zona para apoyar a las FDS en sus operaciones contra Estado Islámico. Damasco ya ha advertido de que responderá “con todos los medios posibles”.

Mientras tanto la maquinaria diplomática internacional se ha puesto en marcha. Tanto Irán como Rusia, aliados de Damasco y de Ankara, en la hoja de ruta de Siria, han mostrado su preocupación ante la ofensiva turca. Así, el Consejo de seguridad nacional ruso ha advertido contra acciones que “impidan el proceso de paz” en Siria, tras una reunión convocada esta mañana por el presidente Vladimir Putin.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia este jueves para abordar la ofensiva, dijeron a Efe fuentes diplomáticas. La cita se producirá en respuesta a una solicitud de Francia, el Reino Unido, Alemania, Bélgica y Polonia, los cinco países de la Unión Europea (UE) que se sientan actualmente en el Consejo de Seguridad, según esas mismas fuentes.

Lo más leído

To Top
Translate »