Editorial

¡A votar!, es su derecho, siéntase orgulloso de elegir

¡A votar!, es su derecho, siéntase orgulloso de elegir

28 de octubre de 2020 – por: El Director.

Lo que en un comienzo nos parecía lejano, llegó. El momento para elegir el próximo presidente del país es este 3 de noviembre, seguramente la próxima edición del Periódico Latino, tendrá en su portada al presidente de Estados Unidos para el próximo periodo 2021 2025; Trump o Biden.

Y aunque todos hablamos de los nominados para presidente y vicepresidente, cargos por los que cada uno que pueda elegir y de acuerdo con su pensamiento, votará el próximo martes, o ya lo habrá hecho si decidió hacerlo anticipadamente; al revisar la boleta, se dará cuenta que aparecen otros nombres aspirando a cargos y de diferentes partidos y que también, piden su voto para ser elegidos. Los hay estatales y locales de donde usted vive. Muchos de ellos a lo mejor, no los conoces, nunca has oído hablar de ellos, y es preferible dar su voto a conciencia con conocimiento de quien es la persona que vamos a elegir, afortunadamente, hoy contamos gracia a las nuevas tecnologías, con servidores de búsqueda como Google, donde usted puede aprender sobre quien es cada uno de ellos, sus actividades y forma de pensar, su experiencia y muy importante: puedes enterarte sobre sus proyectos propuestos y lo que promete realizar si es elegido. Toma un poco de tiempo, pero es muy fácil encontrar la información de cada uno de ellos.

Además de los candidatos para los diferentes cargos en la boleta para votar vas a encontrar propuestas de enmiendas constitucionales que también pueden variar según el lugar donde vivas.

El voto es privado y solo tu decides si quieres compartirlo.

Recuerda que, en Estados Unidos las elecciones no las gana el que más votos tenga, lo vimos en las elecciones pasadas donde Hillary obtuvo una gran ventaja sobre Trump, pero fue este último quien llegó a la Casa Blanca.

Durante las elecciones generales, los estadounidenses votan por el presidente en los centros de votación. Pero la suma del total del voto popular no determina al ganador. En cambio, en las elecciones presidenciales el ganador se decide con el Colegio Electoral.

Para ganar las elecciones, un candidato debe recibir la mayoría de los votos electorales. En el caso de que ningún candidato reciba la mayoría de los votos, la Cámara de Representantes elige al presidente y el Senado elige al vicepresidente.

El colegio electoral tiene 538 delegados; se necesitan 270 votos electorales para ganar la elección presidencial. La mayoría de los estados asigna los votos electorales con el criterio de “todo para el vencedor”. El candidato presidencial que recibe la mayoría del voto ciudadano recibe todos los votos electorales que le correspondan a ese estado.

La estrategia para las elecciones presidenciales consiste en adjudicarse una combinación de estados que sume 270 votos electorales. Los resultados de las elecciones pueden cambiar a consecuencia del voto electoral en las reñidas contiendas electorales de unos cuantos estados. Como lo hemos visto por las fatigantes campanas en estados claves como Ohio, Nevada, Florida, Georgia, por mencionar solo algunos y donde no se sabe quién pudiera ganar y obviamente, donde los candidatos se han exigido al máximo por obtener el favor de los votantes. Pero existen una decena de estados “péndulo”. Biden y Trump han invertido millones de dólares en propaganda en estos estados para atraer la atención de los electores.

Una de las consecuencias del criterio de “todo para el vencedor” del sistema del colegio electoral es que un candidato puede ganar la mayoría del voto nacional, pero perder las elecciones.

Imaginémonos que un candidato gana por un margen muy pequeño en un estado y que dicho estado tiene muchos votos electorales. Dicho candidato recibiría todos los votos electorales.

De modo que, si un candidato gana por un margen pequeño en California, recibirá los 55 votos electorales de California. Ese mismo candidato podría perder por márgenes más grandes en otros estados más pequeños y recibir menos votos populares que su oponente. Sin embargo, ese candidato seguiría teniendo ventaja en el colegio electoral.

El sistema de votación de estados Unidos es muy diferente al de otros países donde se cuentan los votos y el ganador es el que obtuvo mayoría al contar las papeletas depositados por los electores. Aquí no es así y hay que tenerlo muy en cuenta para evitar desilusiones. Ejercer nuestro derecho a elegir es un orgullo, si usted cumple con las regulaciones para votar. Use su derecho ¡VOTE!

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »