La nación

Cecily Aguilar, acusada del asesinato de Vanessa Guillén, expuso sus “secretos” en redes sociales

Cecily Aguilar, acusada del asesinato de Vanessa Guillén, expuso sus “secretos” en redes sociales
Cecily Aguilar fue acusada a nivel federal en relación con la desaparición y muerte de Vanessa Guillén.

Ocho datos que tal vez no imaginabas de Aguilar, sospechosa de mutilar y desechar el cuerpo de la soldado junto a su novio; otro militar que, alegadamente, se suicidó al ser confrontado por las autoridades

3 de julio de 2020 – Agencias.

Las autoridades federales en Texas presentaron cargos este jueves contra Cecily Anne Aguilar, por supuestamente, participar en la desaparición y disposición del cadáver de la soldado de Fort Hood, Vanessa Guillén, que habría mutilado junto a su novio, el también militar Aaron David Robinson.

La joven, originaria de Michigan, fue procesada criminalmente poco después de que Robinson, alegadamente, se suicidara de un disparo cuando agentes del Comando de Investigación Criminal del Ejército (CID) que lidera la pesquisa y de otras agencias locales y federales, lo interceptaran cerca de la base en Killeen, mientras el Especialista del Ejército (SPC) caminaba por una avenida.

Aguilar se ha convertido en el foco de reportes de medios en las últimas horas en vista del inesperado giro que ha tomado el caso; y ante la ausencia de dos de los principales protagonistas de la tragedia que inició con la desaparición de la joven el pasado 22 de abril. Ni Robinson ni Guillén podrán dar su versión de los hechos.

Los datos sobre Aguilar, acusada de conspirar para alterar evidencia, continúan ampliándose en reportes de prensa y en redes sociales a medida que los usuarios buscan respuestas a sus interrogantes sobre el caso.

A continuación te enumeramos información que podría arrojar algo de luz sobre este personaje de la historia que, al cierre de este reportaje, permanecía en la prisión del condado Bell.

Muy activa en redes

Aguilar tiene cuentas en distintas redes sociales. En Instagram, por ejemplo, bajo AguilarCecily constantemente colocaba fotos tipo selfie, y varias otras desde el establecimiento de gasolina en el que trabajaba.

En esa aplicación, las últimas entradas desde el perfil se realizaron el 25 de mayo.

Actualizaciones previas sugieren que la acusada era asidua a la literatura fantástica, el paganismo y la mitología griega. Además, en varias instancias habló de su “lado oscuro”.

La tarde del 23 de junio, Aguilar actualizó la foto de perfil en su cuenta de Facebook en la que aparece bajo Cecily Brown.

En otras publicaciones desde esa cuenta, se expresa en contra del racismo y el abuso de animales; y sobre el COVID-19 como una conspiración.

En una actualización de estatus del 17 de abril, la usuaria expresa- sin especificar a quien se refiere: “Yo cortaría la hierba con tijeras antes de regresar con él”.

En una relación

También en FB, el pasado 2 de junio, Aguilar cambió su estatus para especificar que tenía “una relación”.

A juzgar por un recuerdo compartido en Facebook el 17 de junio, la joven de 22 años tiene un hijo.

Inusual mensaje en Twitter

En su cuenta de Twitter, en la que se identifica como Cecily Aguilar, la joven se presenta como la persona que “vende fotos de pies” y que cobra mediante aplicaciones de dinero (“cashapp”).

Separada pero casada con otro soldado

Aguilar está casada con un soldado retirado del Ejército que también estuvo destacado en Fort Hood.

Un reporte de Conan Daily precisa que el militar es Keon Devonte Aguilar. Según los datos de la página, el también originario de Michigan se casó con Cecily en el 2019, pero se encuentran separados desde febrero de este año; las razones específicas se desconocen. La joven mantenía una relación sentimental con Robinson cuando fue detenida.

El informe del referido medio y de Heavy destacan que el 22 de junio, el esposo de Aguilar fue baleado fuera de la base y lo “salvó un papeleo”.

Su mención en la denuncia criminal

Una copia de la denuncia criminal en PDF de la Corte de Distrito de Western Texas firmada por el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Jonathan Varga, indica que Aguilar “ilegal e intencionalmente combinó, conspiró, en complicidad acordó (con Robinson) y con otros para corruptamente alterar, destruir, mutilar y esconder un objeto, o intentar hacerlo, con el fin de dañar su integridad y habilidad de uso para propósitos oficiales”.

La denuncia se refiere a la presunta colaboración de Aguilar con el soldado, originario de Illinois, para disponer del cadáver de Vanessa al que supuestamente ayudó a desmembrar y a distribuir los restos en al menos tres fosas cerca del río León.

A medida que avanza el documento, se indica que Aguilar, en principio alegó, que el día de la desaparición de Vanessa, Robinson estuvo con ella en su residencia toda la noche. Luego se retractó y admitió que mintió en las primera entrevista, y, que esa noche, se había ido a un largo viaje con su novio a un parque en Belton a ver las estrellas y que luego regresaron a la casa.

Posteriormente, Aguilar le dijo a las autoridades que Robinson le confesó que había golpeado a Guillén en la cabeza varias veces con un martillo en la armería de la base militar y que la joven no salió viva de allí.

De acuerdo con el documento judicial, “para disponer más fácilmente del cadáver y ocultar el cuerpo de la mujer muerta, Robinson y Aguilar procedieron a desmembrar el cadáver de la joven. Ellos usaron un hacha o un hacha pequeña (hatchet or ax) y un cuchillo tipo machete. Ellos removieron las extremidades y la cabeza del cuerpo. SPC Robinson y Aguilar intentaron quemar el cuerpo; sin embargo, el cuerpo no se quemaba”.

Colaboró con las autoridades

El mismo documento indica que Aguilar ayudó a las autoridades de ley para localizar a Robinson mientras se encontraba caminando por Killeen, Texas. Cuando el Especialista del Ejército fue abordado, este 30 de junio, por un agente, Robinson sacó un arma y se disparó en la cabeza, precisa la cronología de eventos en la denuncia.

Lo más leído

To Top
Translate »