Editorial

Crispr: La ciencia detrás de la herramienta de edición genética que ha cambiado el mundo

Crispr: La ciencia detrás de la herramienta de edición genética que ha cambiado el mundo

6 de octubre de 2021 – por: El director.

El Premio Nobel de Química 2020 fue concedido a Emmanuelle Charpentier, de la Unidad Max Planck para la Ciencia de los Patógenos, y a Jennifer Doudna, de la Universidad de California en Berkeley, por su descubrimiento de las tijeras genéticas CRISPR/Cas9, que han revolucionado la edición del genoma Doudna había diseñado una forma de editar genes utilizando bacterias, lo cual era una idea radical en aquel momento. La técnica, denominada Crispr, permitía a los científicos modificar secciones específicas del ADN, sustituyendo o añadiendo información
genética.

La tecnología era revolucionaria. Ahora, en lugar de tener que diseñar un nuevo organismo entero para hacer un trabajo, se podía simplemente tratar uno existente.

Doudna ya había utilizado el Crispr en bacterias. Ella y sus colegas lo habían utilizado incluso para modificar embriones humanos. Ahora, sin embargo, se lo estaba pensando mejor.

“Me preocupaba mucho que la gente empezara a crear bebés de diseño”, dice Doudna.

Se preguntaba qué podría salir mal. ¿Sería Crispr tan preciso como parecía? ¿Los bichos se volverían incontrolables? ¿Desencadenaría Crispr mutaciones en el ADN de las personas sin querer? ¿Sería Crispr peligroso, o útil, o ambas cosas? ¿Podría cambiar la medicina?

Un nuevo mundo lleno de opciones diferentes se abre a la humanidad con la edición genética, pero este nuevo escenario presenta múltiples opciones que van desde prevenir enfermedades en nuestra descendencia, curar dolorosas afecciones que para muchos que las padecen, son una vía de intenso sufrimiento que las conduce a una muerte prematura. Esto suena muy reconfortante, pues se logra con esta edición de los genes un camino a la felicidad tan anhelada por los seres humanos un mundo sin sufrimiento, sin embargo también en este universo de multitud de cambios la comercialización de otros ofrecimientos también están al orden del día para quien así
lo desee y lo mas importante tenga los recursos económicos para alcanzarlos, me refiero a programar hijos con características físicas y mentales que los diferenciarían del resto que no puedan hacerlo; hijos con la estatura deseada o con el color de ojos, cabellos, piel que se quisieran, con más inteligencia, más fortaleza, más habilidades y sigue un largo etcétera.

En este posible horizonte, que ya no pertenece a la ciencia ficción, sino que es una realidad con la Crispr Cas 9 o Cas 13 que ya están en el mercado, aunque aún existen algunas restricciones éticas, pero que todos sabemos que, con el tiempo, seguramente muy corto, se irán eliminando para dar paso a una aplicación en los humanos, porque en el mundo vegetal y otros animales ya se están haciendo.

Estos seres humanos editados marcarán la diferencia y ampliarán la brecha entre los que pueden lograrlo a base de una buena economía y los que no, como siempre ocurre la brecha entre los ricos y pobres se ampliara cada vez más.

El concepto de edición genética, o edición de genes, es muy significativo en el siglo XXI. Nos enfrenta a múltiples opciones que van más allá de la posibilidad de prevenir ciertas enfermedades o de curarlas. Nos proporciona una nueva comprensión de la genética y de la condición humana.

El entusiasmo que acompañó al descubrimiento de la edición de genes se ha visto truncado por la aparición de nuevas consideraciones éticas, políticas y sociales. Por un lado, existe esta emoción, que se debe a que, si bien este descubrimiento tiene la capacidad de modificar muchas cosas, también abre el camino a la mejora de la condición humana, a la posibilidad de tener acceso a nuevos tratamientos que nos hagan vivir más tiempo y con más salud. Por otro lado, surgen otras consideraciones: las implicaciones políticas o religiosas de la edición de genes; el potencial
abuso de la edición de genes, que, por ejemplo, puede llevar a la creación de seres humanos modificados genéticamente; el fortalecimiento de las biotecnologías, que, por un lado, son herramientas que nos permiten modificar nuestro material genético, pero al mismo tiempo, nos permiten modificar nuestro comportamiento. La relación entre la edición de genes y la bioética es compleja. Por un lado, es apasionante porque nos permite hacer cosas maravillosas, pero también abre la puerta a diversas posibilidades.

Como dije anteriormente: crear super humanos, ya el ejercito tiene un encargo al laboratorio de una de las grandes científicas creadoras de esta extraordinaria herramienta de edición genética, la Dr. Jennifer Doudna, para lograr super soldados, humanos con más fortaleza, agudeza visual, ver de noche, etc.

En un futuro se estarán editando personas, cambiando el ADN, y lo hacen con CRISPR, “la poderosa herramienta de edición de genes”, que permite realizar ediciones en el ADN con mayor precisión.

Las Crispr Cas 9 o Cas 13 ya están en el mercado, aunque todavía hay restricciones éticas, religiosas y políticas, todos sabemos que, con el tiempo, seguramente muy corto, se eliminarán para dar paso a su aplicación en humanos, porque en el mundo vegetal y en otros animales ya se está haciendo.

 

El director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »