Editorial

De regreso a “la normalidad”

De regreso a “la normalidad”

15 de abril de 2020 – por: El Director.

Ahora que ya se habla de abrir la economía, que dicho de paso ha causado enfrentamientos entre el Gobierno de Federal y algunos gobernadores, cada uno por su parte defiende que son ellos los que tienen la llave para abrir la economía y regresar a las actividades de antes del cierre por la pandemia y aunque no se sabe con certeza cuando ni de qué manera, muchos nos preguntamos: ¿será que volvemos al mundo en que vivíamos antes de COVID-19, o dicho de otra forma: ¿regresaremos a “la normalidad”?

La situación en que estamos viviendo ahora como resultado del confinamiento, el cierre de negocios, el de las escuelas y colegios, el entretenimiento, el distanciamiento social y la manera como muchos estamos realizando a cabo nuestros trabajos, nos lleva a pensar que la manera como realizábamos las cosas antes, quizás no vuelva.

Seguramente esta situación va a acelerar el uso de nuevas tecnologías todas ellas capitaneadas por la Inteligencia Artificial, drones, robots, en nuestros hogares y centros de trabajo. Pero esto también podría amenazar el orden mundial.

En una reciente conferencia de prensa en la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, dijo que podría no haber un “regreso a la normalidad” después de que termine la pandemia de coronavirus.

“Si un regreso a la normalidad significa actuar como si nunca hubiera existido una pandemia de coronavirus, no creo que eso vaya a suceder”, dijo Fauci.

Y en esa frase esta encerrando el pensamiento de millones de personas y no solo de aquí, sino de todo el planeta.

Cabe aquí preguntarnos: ¿Cómo será la vida después de que el virus desaparezca? ¿Provocará un cambio permanente en la forma en que vivimos, tanto en nuestros trabajos como en nuestro tiempo libre, en la forma en que nos comunicamos, compramos, viajamos y nos entretenemos?

¿Quién pagará por los millones de infectados y cientos de miles de muertos por no haber reaccionado más temprano?

Lo que si esta claro, es que hasta que no tengamos una vacuna o un medicamento que realmente sea efectivo, cualquier negocio o evento que involucre reuniones de un gran número de personas en espacios cerrados, será el más afectado, desde escuelas y universidades hasta iglesias, estadios de fútbol, centros comerciales, restaurantes, parques de atracciones, aerolíneas y cruceros.

¿Volverá el Mardi Gras de Nueva Orleans o el carnaval a Río de Janeiro, en un planeta con un mayor miedo a los gérmenes?

Es posiblemente que algunos negocios nunca se recuperen, y todos tendrán que adaptarse. Algunos ya lo han hecho, desde los restaurantes que ofrecen menús para llevar, hasta las escuelas, universidades, e incluso los gimnasios, con clases virtuales.

Los viajes serán muy afectados y de lenta recuperación, lo digo porque muchas empresas enviaron a sus ejecutivos y equipo especiales de desarrollo de productos, a trabajar desde sus casas y las cosas han marchado muy bien, por lo tanto; de seguro reconsiderarán regresar a las reuniones en persona o por lo menos las disminuirán, alentados porque los resultados han mejorado y por aquello de los costos…

Las reuniones virtuales, serán el remplazo de esos encuentros personales enmarcados en costosos viajes, hoteles y demás gastos, ya muchos CEO se han dado cuenta que el trabajo en casa rinde muchos beneficios y quizás no estén tentados a regresar a las oficinas, o por lo menos disminuirán sensiblemente el personal en ellas, ”es mejor que trabajen desde la casa”; las escuelas y universidades, aunque ya algunas habían incursionado tímidamente en la educación “online” (por internet), ahora también estarán pensando en fortalecerla e incrementarla más, será la nueva forma de educar a nuestros hijos, seguramente con nuevas reglamentaciones, pero aquí es donde las tecnologías, ayudadas con la robótica y la inteligencia artificial jugarán un papel decisivo cambiando la manera como se había estado llevando.

Las entregas, muchos usarán drones para la paquetería y se incrementará el uso de vehículos autónomos “Autopilot”. Como consecuencia del coronavirus, los centros comerciales de Estados Unidos que actualmente parecen pueblos fantasmas, deberían seguir el ejemplo de lugares como Singapur, que ofrecen una experiencia de compra mucho más diversa, con bibliotecas, consultorios médicos y otras atracciones. Del mismo modo, ¿es éste el final de la era de los mega-cruceros, como el Symphony of the Seas de Royal Caribbean, que tiene 22 restaurantes, 42 bares y salones, y capacidad para 6,600 pasajeros?

“La nueva normalidad”

“Estamos entrando en una nueva normalidad y no esperamos que las cosas vuelvan a ser como antes”, dijo André Dua, socio principal de la firma de consultoría de gestión, McKinsey & Co.

Preparémonos para lo que viene ya, el cambio es en todo sentido. (Este editorial continuará)

 

El Director
Ing. Jaito Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »