Inmigración

EE.UU. acelera los procesos judiciales para algunos solicitantes de asilo recién llegados

EE.UU. acelera los procesos judiciales para algunos solicitantes de asilo recién llegados

16 de mayo de 2024 – Los Ángeles – EFE.

El Gobierno del presidente de EEUU, Joe Biden, anunció este jueves que acelerará los procesos judiciales para solicitantes de asilo adultos que ingresan solos al país, ello en el marco de las medidas tomadas para controlar la llegada de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México .

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ) explicaron que la nueva norma judicial, conocida como ‘proceso de expediente de llegadas recientes (RA)’, permitirá que los casos de los solicitantes de asilo se resuelvan en un plazo de 180 días, lo que reducirá a meses un proceso que puede tardar años.

La medida, que marca el más reciente esfuerzo para agilizar el procesamiento de miles de migrantes que llegan de forma irregular, impone consecuencias “más rápidamente”, incluida la deportación, a quienes no tengan una base legal para permanecer en Estados Unidos, dijo el DHS en un comunicado.

La iniciativa, de igual modo, otorgará de manera más rápida protecciones a los solicitantes de asilo con reclamos válidos.

El fiscal de EE.UU., Merrick Garland, dijo en un comunicado que la iniciativa permitirá que los casos de inmigración se resuelvan con “prontitud y justicia”.

Por su parte, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, advirtió en un comunicado que la medida “no sustituye los cambios radicales y muy necesarios que el proyecto de ley bipartidista del Senado produciría, pero en ausencia de una acción del Congreso haremos todo lo que podamos para hacer cumplir la ley de la manera más efectiva y desalentar la migración irregular”.

La nueva medida se aplicará inicialmente a los adultos solteros que son liberados de la custodia de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (CBP) y se dirigen hacia una de las siguientes cinco ciudades: Atlanta, Boston, Chicago, Los Ángeles y Nueva York.

Los jueces de inmigración intentarán tomar decisiones finales dentro de los 180 días, aunque el tiempo para tomar una decisión en situaciones particulares seguirá sujeto a las circunstancias específicas del caso y al derecho al debido proceso, lo que incluye dar tiempo a los no ciudadanos para buscar representación legal.

Este jueves, el DOJ también presentó una norma para que los jueces de inmigración puedan dar prioridad a los casos que se puedan resolver con prontitud, en aras de aplicar más eficiencia y rapidez a la gestión del trabajo.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »