Editorial

El ciclo repetitivo de las noticias

El ciclo repetitivo de las noticias

21 de octubre de 2022 – por: El Director.

Cuando hago una retrospectiva de mi vida como informador, muchas de las noticias que comparto se mueven dentro de un mismo escenario cíclico que se repiten en el tiempo. A este grupo pertenecen en gran parte las notas de aspirantes a cargos públicos o a quienes desean continuar en ellos. Para lograrlo saltan a la palestra sus ofrecimientos y promesas que corresponden a los momentos políticos previos a las elecciones, es como si un Deja Vu , (Déjà Vu se traduce literalmente del francés para significar “ya visto”. Es una sensación de haber visto algo, junto con saber que en realidad no lo has visto) se repitieran una y otra vez y estos ofrecimientos los vemos como se redundan, por ejemplo, en los temas de inmigración; ¿cuántas veces los políticos de turno han ofrecido durante sus campañas políticas, grandes beneficios para los inmigrantes? Hemos sido testigos de un sin número de ellos que van desde que van desde una reforma total que cubre a todos los inmigrantes incluso con amnistía a bordo, pasando por permisos de trabajo, TPS, driver license, seguros médicos para todos, educación superior igualmente gratis y todo un grupo de beneficios con tal de obtener su voto y que una vez pasan las elecciones se van diluyendo en el tiempo hasta que llega nuevamente otro momento político.

En el campo económico, también los momentos cíclicos se repiten a lo largo de los años y muchas veces se basan los economistas en las experiencias pasadas para fijar políticas económicas que puedan aliviar o evitar grandes daños sobre todo en las clases menos favorecidas. Este momento de dificultad lo estamos viviendo ahora con una inflación que no se ha podido controlar a pesar de las medidas en las alza de las tasas de intereses que han ocurrido y las que vienen próximamente; para frenarla, se basan también en las caídas recientes como la acaecida por la pandemia o en la recesión de 2007 al 2009 y más atrás, pero, aunque ellos saben que nos son los mismos factores, hacen su mejor esfuerzo para evitar una recesión que ya estamos en ella y que puede convertirse en estanflación; que corresponde a un concepto económico que implica la aceleración de la inflación coexistiendo con tasas de desempleo elevadas. El termino fue acuñado en 1965 por el entonces ministro de Finanzas británico, Ian McLeod como fusión de los vocablos estancamiento e inflación en un discurso en la Cámara de los comunes.

Los momentos de inflación que precedieron a la que estamos viviendo, se pudieron evitar y apaciguar, colocando más dinero en manos de las personas, como ocurrió con la pandemia, en pocas palabras, se imprimió dinero y eso facilitó las cosas, pero hoy en día no se puede acudir a ese mecanismo, no se puede imprimir más dinero. Esto aumentaría la inflación.

La inflación en esta oportunidad es global y muchas naciones, sobre todo en Europa, sufren una, acentuada por la guerra en Ucrania, la falta de combustible y políticas erradas de sus gobernantes al aceptar los mandatos de Occidente con respecto al acatamiento de las sanciones a Rusia, sanciones que se han revertido en contra de ellos y que afecta a las clases de menos ingresos y que como vemos están generando fuertes protestas que seguramente, les cobraran sus errores a los gobernantes de turno. Lo hemos visto recientemente en el Reino Unido, con la caída de su primer ministro.

Aquí, también la estamos sintiendo y cuando vemos las medidas tomadas por las grandes cadenas, de reducir sus inventarios, cancelar pedidos, nos dice que saben más que nosotros sobre el concepto macroeconómico y pueden ver un futuro obvio para ellos, pero que nosotros no alcanzamos a vislumbrar y que conviene que nos detengamos a analizar e investigar para protegernos.

Por lo pronto, si los mayoristas esperan una disminución en sus ventas y por ello cancelan pedidos y disminuyen inventarios, debemos entenderlo como una disminución de la demanda, ocasionada por la falta de dinero de los compradores para hacer sus abastecimientos y esto es debido a que si todo sube de precio, priorizamos nuestras compras, debido quizás a que hemos perdido nuestros empleos o porque los servicios, los arriendos, las hipotecas o las deudas de tarjetas han escalado a otro nivel de precios que ya no tenemos suficientes recursos.

Esto nos lleva a mirar el próximo paso que tomarán las grandes cadenas

Corresponde a los despidos, que ya comienza a vislumbrarse. Grandes cadenas los anuncian: Walmart, Target, El gigante tecnológico Intel planea recortar el 20% de su personal, Peloton, Meta, Soft Bank, Wells Fargo, Goldman Sachs, Beaumont-Spectrum, Google, Warner Bros, Discovery, Gap y muchos más, y si ellos lo están haciendo es porque ya saben lo que se avecina.

¿Y hasta cuando va a durar esta inflación?, ¿se logrará controlar a corto plazo? Lo que sabemos según los economistas y FMI es que se va a prolongar por todo el 2023, lo que se espera es que comience su curva descendente, pero nadie puede asegurarlo, las medidas tomadas aquí nos favorecen, aunque hay que decirlo, están afectando las economías de todo el mundo, solo tenemos que mirar la fuerte subida del dólar en todos los países. Seamos optimistas y esperemos lo mejor.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »