La nación

El juicio por la muerte de George Floyd, se atrasa por la disputa sobre los cargos contra el expolicía Derek Chauvin

caso george floyd

9 de marzo de 2021 – Agencias.

El comienzo del juicio contra Derek Chauvin, el expolicía que fue grabado mientras asfixiaba a George Floyd presionando su cuello con la rodilla antes de que muriera, ha sido atrasado un día debido a una disputa entre la defensa y la Fiscalía en torno a la adición de un cargo de homicidio en tercer grado.

Un panel de jueces de la corte de apelaciones de Minnesota dictaminó el viernes que el juez, Peter Cahill, deberá considerar restablecer un cargo de homicidio en tercer grado contra Chauvin que fue desestimado el otoño pasado. Por el momento, a Chauvin se le acusa de homicidio en segundo grado y homicidio involuntario.

El juicio debía iniciar este lunes con la selección del jurado en el Centro de Gobierno de Hennepin County, pero el abogado de Chauvin, Eric Nelson, indicó que presentará una apelación contra la decisión de la corte estatal, de acuerdo con The Washington Post.

“No es nuestra intención causar retrasos.(…) Sin embargo, tengo una obligación ética con mi cliente”, dijo Nelson en la corte este lunes.

Matthew Frank, asistente del fiscal general de Minnesota, dijo que consultará con la corte de apelaciones de Minnesota si el juez Cahill puede continuar con el juicio mientras la decisión sigue pendiente, de acuerdo con The Wall Street Journal.

“No estamos tratando de retrasar este caso. Queremos llevar a cabo el juicio, pero queremos hacerlo bien y solo tenemos la posibilidad de hacerlo una vez”, dijo Frank al juez Cahill el lunes por la mañana.

Aunque el juez Cahill dictaminó que el juicio debe seguir adelante, a fin de evitar retrasos, atrasó un día la selección de jurado mientras ambas partes esperan un “fallo telefónico” sobre si la corte de apelaciones tomará el caso.
¿Qué cargos enfrentan Chauvin y los otros tres policías acusados de la muerte de Floyd?

Floyd, un hombre negro de 44 años, fue declarado muerto el 25 de mayo, después de que Chauvin, un oficial de policía blanco, lo asfixiara durante casi nueve minutos, pese a los ruegos de Floyd para que lo dejara respirar. Su cuerpo yacía sobre el asfalto boca abajo, esposado e inerte.

Tras su muerte, la ciudad de Minneapolis, Minnesota, donde ocurrieron los hechos, se vio envuelta en protestas contra la brutalidad policial que a menudo se tornaron violentas y que se replicaron por todo el país, contribuyendo a que se iniciara una debate nacional sobre el racismo y la reforma de la policía.

Chauvin y tres agentes que participaron en la detención de Floyd fueron despedidos del Departamento de Policía de Minneapolis.

Los expolicías Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng también se enfrentarán a un juicio en agosto por cargos de complicidad en un homicidio en segundo grado.

“El caso no es tan simple”

A pesar de los videos que sacudieron el país y provocaron protestas internacionales contra la brutalidad policial, expertos legales consideran que el caso “no es tan simple”, según declaró Susan Gaertner, exfiscal del condado de Ramsey, a la agencia de noticias The Associated Press.

El cargo de asesinato en segundo grado contra Chauvin requiere que los fiscales prueben que él causó la muerte de Floyd mientras cometía o intentaba cometer un delito grave, en este caso, agresión en tercer grado.

El cargo de homicidio involuntario requiere un nivel de prueba menor: que Chauvin causó la muerte de Floyd por una negligencia que creó un riesgo irrazonable y conscientemente asumió la posibilidad de causar lesiones graves o la muerte.

El abogado de Chauvin, Eric Nelson, argumenta en documentos judiciales que Floyd probablemente murió a causa del fentanilo que consumió, o una combinación de fentanilo, metanfetamina y patologías subyacentes, no como resultado de la rodilla de Chauvin en su cuello.

Aunque el juez del condado de Hennepin, Peter Cahill, (quién supervisa el caso) escribió que para el cargo de homicidio en segundo grado, los fiscales no tienen que demostrar que Chauvin fue la única causa de la muerte de Floyd, sino que basta con establecer que su conducta fue un “factor causal sustancial”.

Aún así, abogados defensores que no están relacionados con el caso argumentan que todo lo que Nelson tiene que hacer es plantear dudas razonables en la mente de un solo miembro del jurado.

“Aunque lo tenía inmovilizado debajo de la rodilla y gritó ‘¡No puedo respirar! ¡No puedo respirar!’, hay un argumento de que [Chauvin] no estaba ejerciendo presión y que la incapacidad [de Floyd] para respirar se debía a las drogas en su sistema o algo por el estilo, o su ansiedad”, señaló al medio citado F. Clayton Tyler, un destacado abogado defensor local.

Los abogados defensores argumentan que puede ser difícil probar que Chauvin estaba cometiendo el delito de agresión, un requisito para determinar el cargo de asesinato en segundo grado en este caso. Esto se debe a que Chauvin estaba autorizado a usar la fuerza como agente de la policía y sus abogados seguramente argumentarán que hacía un uso razonable de esa fuerza.

Gaertner dijo que la defensa enfrentará el desafío de intentar desviar la atención del jurado del video y la fuerte emoción que provoca.

En su lugar, intentarán centrarse en la evidencia médica y las condiciones subyacentes de Floyd mientras intentan retratar las circunstancias del arresto como “justificables de acuerdo con las normas policiales”, dijo.

Brandt y Tyler dijeron que Chauvin probablemente tendrá que subir al estrado para explicar por qué sintió que tenía que sujetar a Floyd contra el suelo durante tanto tiempo.

Brandt dijo que probablemente dirá que siguió su entrenamiento y que fue necesario porque su experiencia con otros sospechosos bajo la influencia de drogas muestra que las cosas pueden volverse repentinamente erráticas y peligrosas.

Los fiscales, sin embargo, han presentado una lista de casos anteriores en los que Chauvin usó maniobras de restricción por el cuello similares a la que empleó contra Floyd.

El juez Cahill dictaminó que solo pueden admitir una como prueba: un arresto de 2017 en el que Chauvin sujetó a una mujer colocando su rodilla en su cuello mientras ella estaba boca abajo en el suelo.

En la opinión de Brandt, esto podría servirle a los fiscales para probarle al jurado que Chauvin había sido imprudente al momento de realizar una detención en ocasiones anteriores.

Se espera que los alegatos iniciales en el juicio contra Chauvin den comienzo el 29 de marzo.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »