Salud

Esta es la solución que Trump propuso más de una vez para evitar que los huracanes golpeen a EEUU, según reporte: destruirlos con una bomba nuclear

Esta es la solución que Trump propuso más de una vez para evitar que los huracanes golpeen a EEUU, según reporte: destruirlos con una bomba nuclear

TELEMUNDO – Distintas áreas del sur de EEUU, así como de varios países de Centroamérica, están en plena temporada de huracanes, que terminará el 30 de noviembre. Puerto Rico, de hecho, se prepara ahora mismo ante la posibilidad de que la próxima tormenta se convierta en un huracán al pasar cerca de su territorio, lo que está previsto para este miércoles.

Los habitantes de esos lugares saben perfectamente qué significa enfrentarse a estas amenazas naturales. Y el presidente, Donald Trump, parece haber formulado más de una vez una propuesta peculiar para aliviar sus penas.

Un reporte exclusivo del medio Axios asegura que el mandatario pidió a altos funcionarios de seguridad nacional que exploraran la posibilidad de bombardear los huracanes con armas nucleares antes de que golpeen a EEUU.

Los periodistas que firman la información, Jonathan Swan y Margaret Talev, citan como fuentes a personas que escucharon las conversaciones privadas en las que Trump planteó esta idea y que también tuvieron acceso a un informe del Consejo de Seguridad Nacional donde se reporta la propuesta.

En una reunión sobre huracanes en la Casa Blanca (de la que no se indica la fecha), Trump exclamó: “¡Lo tengo, lo tengo! ¿Por qué no los bombardeamos con un arma nuclear?”. Según una fuente que estaba presente, el presidente detalló la propuesta argumentando que si los huracanes se forman en la costa atlántica de África y se mueven a través del océano hacia EEUU, se podría “lanzar una bomba en el ojo del huracán para destruirlo”.

El interlocutor de Trump en la reunión contestó: “lo miraremos”. Y el mandatario reiteró la idea de que el Gobierno podría intervenir para parar los huracanes antes de que toquen tierra, tras preguntar cuántos EEUU sería en grado de gestionar.

La idea del presidente también está reflejada en un documento del Consejo de Seguridad Nacional de 2017. En él se reporta una conversación entre Trump y un alto funcionario de la administración. Entre distintos temas objeto de la reunión, también se cita una pregunta del mandatario sobre si se pueden bombardear los huracanes para impedir que toque tierra. En este caso, no se refirió explícitamente a armas nucleares.

Las fuentes consultadas por Axios aseguran que el presidente hizo circular esta propuesta en la primera parte de su presidencia, antes de que John Bolton asumiera el cargo como asesor de seguridad nacional en abril de 2018, y que nunca llegó a trabajar como política efectiva.

“NO ES UNA BUENA IDEA”

La idea de Trump no es del todo nueva. Entre finales de los años Cincuenta y principios de los Sesenta, algunos científicos y agencias gubernamentales consideraron seriamente esta posibilidad, tal y como cuenta National Geographic.

De hecho, el Centro Nacional de Huracanes tiene una página online donde explica que este planteamiento suele salir a la luz cuando hay huracanes, así como que esta idea es inviable y por qué.

“Además del hecho de que esto podría ni siquiera alterar la tormenta, también no se tiene en cuenta el hecho de que la lluvia radiactiva liberada [por una bomba nuclear] se movería rápidamente con los vientos, de manera que podría afectar las áreas terrestres y causar problemas ambientales devastadores”, explica la web. “No hace falta decir que no es una buena idea”, agrega.

También dice que sería muy complicado lograr una cantidad de energía suficiente como para vencer la fuerza de un huracán. National Geographic recuerda además que usar una bomba nuclear con tales fines estaría prohibido de acuerdo a los términos de tratados internacionales en materia de explosiones nucleares. EEUU tendría que violar esos términos para poder hacer experimentos relacionados con la idea del presidente.

Un alto funcionario de la Casa Blanca aseguró que no pueden hacer comentarios sobre las conversaciones privadas del presidente con su equipo de seguridad nacional. Otro alto representante de la administración defendió la idea de Trump, al indicar que el objetivo “no es malo”.

Fuentes cercanas al presidente sostienen que es bueno que el mandatario “haga preguntas difíciles” y que hacen falta personas fuertes para contestarle de la manera correcta cuando plantea esas dudas. También dicen que la propuesta no generó alarmas en su círculo.

Después de la publicación del artículo de Axios, Trump tuiteó que la noticia de este medio es “falsa” y que nunca dijo eso.

Lo más leído

To Top
Translate »