Editorial

Internet y nuestros niños

Internet y nuestros niños

4 de agosto de 2022 – por: El Director.

Los cambios que suceden a nuestro alrededor abarcan con sus excitantes nuevas tecnologías, casi todo lo que conocemos y más aún, lo que ni siquiera sabemos que existe.

Cada momento nos llegan nuevos descubrimientos, nuevas teorias, que abren más y más nuestra desconcertado entendimiento, pues desde el mundo más pequeño con los quarks con todo un zoológico de variaciones que componen los protones, electrones, neutrones y demás partículas, hasta también, los grandes descubrimientos del infinito universo con la posibilidad cada vez más real de universos paralelos, pues según los últimos descubrimientos se abre una gran suceso de que en el momento del Big Ban, que dio el comienzo al universo donde está entre millones de millones de ellas, nuestra galaxia y como una mota de polvo nuestro planeta, nuestra casa; no solo ocurrió uno, sino varios, quizás infinitos Big Bang y que posiblemente continúan ocurriendo que conducen a infinitos universos paralelos.

Todo eso es un mundo fascinante que raya con la ciencia ficción, nuestro cerebro crea fantásticas representaciones imaginado estos escenarios que ha sabido manejar muy bien la industria cinematográfica y los escritores de estas ficciones y quizás utopías del tiempo y el espacio.

Sin embargo, no todos los desarrollos con que nos sorprendemos cada día son apropiados, el mundo de la sexualidad también ha hecho grandes avances, si se les puede llamar de esta forma y esta manera de ver en el campo de la sexualidad, a mi juicio, el mundo está incurriendo en gravísimos errores, cuando se trata de nuestros hijos, los más pequeños.

Unicef dice que el hecho de que los niños sean expuestos voluntaria o involuntariamente a la pornografía puede causar riesgos pues se enfrentan a actos “abusivos y misóginos (que odia a las mujeres o percibir a las mujeres como objetos)” y puede que empiecen a ver estos comportamientos como “normales y aceptables”. la exposición a pornografía “debilita a muchos jóvenes a desarrollar una vida psicoafectiva saludable sobre todo en la vida adulta”.

Sexo y violencia. Algunos expertos y educadores han mostrado sus preocupaciones por la cantidad excesiva de contenido pornográfico disponible en internet que pueden tener “imágenes fijas que hacen referencia a la misoginia, el incesto y tropos racistas”.

En un estudio publicado por la APA, dirigido por el Dr. Bryant Paul, investigador sexual de la Universidad de Indiana, y Nini Fritz, de la Universidad de Indiana, el 35% y 45% de escenas pornográficas en dos sitios reconocidos de pornografía “mostraban violencia” y el 97% del tiempo, las mujeres eran el objetivo de esa violencia.

Otro estudio publicado por la APA, dirigido por Alyssa Bischmann, estudiante de doctorado en la Universidad de Nebraska, en 2017, encontró que la edad de la primera exposición a la pornografía puede moldear las actitudes de los hombres hacia las mujeres.

“Encontramos que entre más jóvenes sean los hombres cuando vieron pornografía por primera vez, más propensos eran a querer el poder sobre las mujeres”, dijo Bischmann, citada por la APA.

“Hay hipótesis, quizá sea el mayor problema, de que la gente hace una escalada en las imágenes de pornografía desde mucho más erotismo hasta una pornografía más violenta. Por lo tanto, pueden aparecer violencia y agresiones sexuales (en la vida real). La gente ya no se excita con esa violencia pornográfica, sino que quiere llevarlo a cabo”, dijo el psicólogo español a CNN.

El desafío de los padres en hablar con los niños sobre sexo
Para las generaciones que nunca han vivido sin wifi, internet es a menudo el primer lugar donde están expuestos a imágenes sexuales. Y en ausencia de una educación sexual integral, algunos niños pueden pensar que es la única forma de aprender realmente sobre el sexo.

“El hecho triste es que más de la mitad de nuestros niños obtienen su primera ‘educación sexual’ de películas para adultos en internet”. Lo que falta es un sentido de contexto y conversación en torno a estas imágenes, una conversación que ayudaría a un joven a distinguir entre sexo real y sexo porno.

Para el Dr. Finkelhor de la Universidad de Nueva Hampshire, si bien es recomendable para los padres hablar con sus hijos sobre sexo e imágenes sexuales, el tema es aún un tabú que causa dificultades en la comunicación.

“Los padres y los niños se sienten muy incómodos con estos temas y hay pocos buenos modelos disponibles sobre cómo hacer esto”, le dijo Finkelhor a CNN. “Un problema es que hay muchas posiciones de valor diferentes en torno al sexo y la pornografía, por lo que los padres pueden tener dificultades para encontrar ayuda que se ajuste a sus valores particulares.

Expertos recomiendan entonces empezar a una temprana edad a “hablar sobre contenidos sexualmente explícitos durante la niñez”, dijo Herbenick. “No es solo la pornografía sobre lo que necesitan alfabetización, también son las películas, la música y las redes sociales de Hollywood”.

De todas formas, la exposición de los pequeños a temas sexuales no puede ser una buena practica y los padres deben de cuidar lo que ven sus hijos por internet y lo mas importante, hablar sobre estos temas sexuales, no todos los avances tecnológicos son buenos y en este campo no lo son.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Lo más leído

To Top
Translate »