Editorial

La Vacuna

La Vacuna

28 de mayo de 2020 – por: El Director.

Como ya se había anunciado anteriormente en otro editorial, los estados inician su camino en busca de la senda económica que se tenía antes de la pandemia y no todas las empresas toman el mismo tren, aun más, algunas ni lo toman, porque no volverán abrir sus puertas, otras querrán esperar el próximo, esperando mejores tiempos y así con más seguridad emprender su viaje en busca de la economía perdida.

Este proceso puede durar varios meses y en algunos sectores mucho más, quizás años. Es un largo y lento caminar enmarcado por el temor al contagio, sobre todo entre las personas mayores o aquellas que tienen alguna dolencia que pueda poner en peligro su vida por problemas relacionados a la inmunodeficiencia, que en otras palabras, es lo que ocurre cuando el sistema inmunitario no cumple con el papel de protección que le corresponde, dejando al organismo vulnerable a la infección.

Sin embargo, regresar a una “nueva normalidad” lo antes posible o como eran las cosas antes de la pandemia del coronavirus, depende del desarrollo y la amplia disponibilidad de una vacuna.

Todos esperan con ansias la mencionada vacuna y aunque se anuncia ya por parte de varios laboratorios en el mundo, que se están haciendo pruebas en humanos, lo cierto es que conseguir una, por más prisa que se le imprima a su desarrollo, no será posible antes de final del año y aquí hay que tener muy en claro un punto fundamental: sin un historial de suficientes pruebas, que entre otras, requerirían de meses de investigación sobre otros efectos que pudiera causar en las personas a las que se le aplicó esta vacuna para medir y valorar resultados, el tiempo que ha trascurrido en las investigaciones y pruebas de los laboratorios en cuestión, es muy corto para poder decir a ciencia cierta que es efectiva 100%, si usted le pregunta a sus amigos o familiares, si se pondrían la vacuna ya, las respuestas varían, pero muchos dirían que prefieren esperar un tiempo.

Alrededor de una decena de vacunas experimentales se encuentran en la fase inicial de pruebas o se disponen a iniciarlas, principalmente en China, Estados Unidos y Europa. De momento no está claro si alguna de las candidatas al final demostrará ser segura y efectiva. Pero muchas vacunas funcionan en distintas formas, y son fabricadas con diferentes tecnologías, aumentando las probabilidades de que al menos una tenga éxito.

Una compañía estadounidense de biotecnología anunció el pasado martes el inicio de ensayos clínicos en humanos en Australia de una vacuna para el coronavirus con la esperanza de tenerla lista este año.

Novavax ha iniciado la primera fase del ensayo en la que 131 voluntarios probarán la seguridad de la vacuna y buscarán los primeros indicios de su efectividad, según el principal investigador de la compañía, el médico Gregory Glenn.  Las pruebas en animales indicaron que la vacuna es efectiva con pequeñas dosis. Novavax podría fabricar por lo menos 100 millones de dosis este año y 1.500 millones en 2021

Y si resulta que es lo que se esperaba, pasarán otros dos años para que la gran población humana pueda adquirirla y habrá que esperar el precio. Aunque el Presidente Chino, Xi Jinping, comentó que hará todos los esfuerzos para que la potencial vacuna contra el COVID-19 sea accesible para todo el mundo. En un video difundido en Ginebra durante la 73ª Asamblea Mundial de la Salud, el mandatario chino aseguró desde China que cinco vacunas están en fase de experimentación en el hombre. Si China llega a encontrar una vacuna, la convertirá en un “bien público mundial”, accesible y asequible en los países en desarrollo, prometió Xi.

El desarrollo de una vacuna se ha convertido en el primer objetivo mundial y esperemos que sea como lo dijo el presidente chino, de uso público y accesible a todos, pero ante todo segura y que no cause problemas a posteriori. Una reciente encuesta por increíble que pueda sonar, y aunque Estados Unidos es el país con más muertes por el coronavirus, un 50% de los estadunidenses se negaría a que le aplicaran una vacuna contra el Covid-19, según el resultado de una encuesta nacional. El estudio arrojó que sólo la mitad de los estadounidenses contestaron que se aplicarían la vacuna contra el COVID-19 si los científicos logran producir una. Habrá entonces que esperar.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »