2 de marzo de 2022 – Tapachula (México) – EFE.

Decenas de migrantes, en su mayoría de origen haitiano y africano, se enfrentaron este miércoles a golpes en un parque del municipio mexicano de Tapachula ante el nerviosismo por conseguir que las autoridades los trasladen en vehículos a otros estados del país.

Si bien en los últimos días no se anunció ningún traslado, un grupo de migrantes elaboró una serie de tiquetes para registrar y ordenar a los extranjeros que esperan los autobuses que, puntualmente, han ofrecido las autoridades para trasladarlos a otros estados del país.

Durante cerca de una hora los migrantes se disputaron a golpes, jalones y gritos, para obtener estos documentos que -si bien no tienen validez porque fueron creados por ellos mismos- les tendrían que dar acceso a un supuesto documento que les pudiera expedir el Instituto Nacional de Migración (INM) para salir de la ciudad.

Ante la tensión existente, un grupo de cubanos intentó organizarlos y entregarles estos boletos, pero la desorganización derivó en una reyerta -que no dejó heridos de gravedad- entre los propios migrantes.

Mientras se producía este altercado, otro grupo de migrantes anunció que se instalaba en un campamento y de manera indefinida en ese mismo parque de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas.

Ello para pedir que las autoridades federales les den documentos que regularicen su situación y autobuses que les permitan continuar con sus trámites migratorios en otras ciudades, tras semanas e incluso meses varados en Tapachula.

Eduardo Macías, ciudadano de Colombia, quien llegó con su familia al campamento del parque, indicó que van a permanecer de manera indefinida hasta que les brinden una solución, como por ejemplo visas por razones humanitarias.

Los migrantes improvisaron lonas, cartones, sábanas y colchonetas para poder cubrirse del sol y permanecer en espera de alguna respuesta de las autoridades mexicanas.

Carlos Nieves, de Venezuela, pidió a las autoridades mexicanas que brinden más apoyo a los agentes de migración, porque llevan más de dos meses acudiendo a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) y no les otorgan papeles y les dan cita para los próximos meses.

A finales del año pasado, las autoridades de migración brindaron camiones para trasladar a cientos de migrantes a 10 estados del país para liberar a Tapachula de miles de extranjeros que estaban buscando documentos oficiales.

En las últimas semanas se han producido varias protestas en Tapachula para pedir la agilización de los documentos migratorios. En alguna de estas marchas incluso se han dado choques con la Guardia Nacional.

La región vive un flujo récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

México deportó a más de 114.000 extranjeros en 2021, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación del país.

Mientras, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) recibió un récord de 131.448 solicitudes de refugio en 2021.

Translate »