21 de abril de 2021 – Mineápolis (MN) – EFE.

Bailes, abrazos, saltos de alegría, lágrimas de felicidad y gritos de “Culpable” convirtieron este martes a Mineápolis (Minesota, EE.UU.) en una fiesta tras el anuncio del veredicto contra Derek Chauvin, el expolicía que mató a George Floyd al asfixiarlo en una esquina de la ciudad.

Miles de personas salieron de sus casas con una sonrisa y el puño en alto, pero sin olvidar que la decisión del jurado “es solo el principio de una revolución” y que Floyd “no regresará”, como dijeron algunos de los manifestantes y familiares del fallecido.

Translate »