Editorial

“Porque hay navidades tristes y navidades alegres”

“Porque hay navidades tristes y navidades alegres”

16 de diciembre de 2020 – por: El Director.

Esta canción “Navidad” de Rosendo Romero y que Rafael Orosco, del “Binomio de Oro de América” la hizo popular por allá en 1982, este año si encierra una gran verdad y ya no es tanto, que desde luego, sigue siendo muy importante, la referencia al hambre y la pobreza que se extiende en muchos de nuestros países, y que en algunos se ha incrementado, como los afectados por los dos desastres naturales recientes que dejaron varias zonas destruidas y bajo el agua en regiones de Honduras, Nicaragua, El Salvador y algunas islas colombianas, sino, porque además, esta pandemia que nos ha confinado en nuestras casas, nos ha limitado los abrazos, besos y saludos afectivos a los que somos tan apegados especialmente, nosotros los latinos; ¿quién no recuerda las tradiciones ancestrales de las posadas, las novenas de aguinaldos, y tantas festividades que reúne a familiares y amigos alrededor de una mesa para disfrutar los platos típicos de estas festividades?.

Hoy es muy diferente, el miedo a contagiarnos o a contagiar a los que más queremos, nos coloca en una situación a la que jamás hubiésemos imaginado: una barrera que ataja nuestros sentimientos amorosos y los coloca de frente ante la posibilidad de contagio y para algunos….

Por esa razón estas navidades no van hacer muy alegres y para muchos en cambio; sí, muy tristes, sabemos que cada vez más personas que conocemos, próximas a nuestro grupo, han enfermado, cuando no lo son familiares muy cercanos y acaso nosotros mismos los que aumentamos las estadísticas; ya cada vez es más difícil encontrar a alguien que no sepa de una persona conocida, amiga o familiar que no se haya contagiado del COVID-19 y eso hace que estemos frente una disyuntiva: celebro estas fiestas – sin fiestas- en reunión con mis familiares más cercanos o me quedo en casa y solo a través de una charla virtual, nos deseamos Feliz Navidad.

El Departamento de Salud Pública de Alabama recientemente publico los resultados de un estudio que muestran que 60 de los 67 condados de Alabama han visto que al menos el 1 por ciento de sus poblaciones dieron positivo en lo que va de mes (16 días). Cinco condados, Marshall, Fayette, Etowah, Clarke y Jackson tenían un 2 por ciento.

Alabama ha reportado casi 320,000 casos totales de virus desde que comenzó la pandemia. El total de casos de diciembre representa el 16 por ciento del total de Alabama hasta ahora. Y eso es después de solo 16 días.

¿Cuál es el riesgo de salir?

La herramienta de planificación de evaluación de riesgos de eventos COVID-19 de Georgia Tech muestra la probabilidad de que al menos una persona en un evento de un tamaño determinado tenga el virus en cada condado de Alabama.

Los condados de Jackson y Clarke tienen actualmente el mayor riesgo, según la herramienta. El condado de Jackson, en el extremo noreste de Alabama, ha tenido el peor brote del estado este mes cuando se controla la población. Está en el centro de un gran brote en el norte de Alabama después del Día de Acción de Gracias.

En una reunión de solo 10 personas en Jackson, tal vez una cena de Navidad o una fiesta para ver un juego de campeonato de la SEC, hay un 54 por ciento de posibilidades de que al menos una persona tenga el virus, según Georgia Tech.

Los números son similares en el condado de Clarke, que se encuentra en el sur de Alabama. Hay un 51 por ciento de posibilidades de que al menos una persona en un evento con 10 personas tenga el virus allí. Y cuanta más gente, más riesgo. En un grupo de 50 personas en el condado de Jackson, hay un 98 por ciento de posibilidades de que al menos una persona dé positivo.

Pero a medida que el tamaño de la multitud crece tanto, independientemente del condado, el riesgo se acerca a una certeza cercana en cualquier lugar de Alabama de que alguien presente sea positivo. Por ejemplo, en el condado de Jefferson, el condado más poblado del estado y hogar de Birmingham, hay un 89 por ciento de probabilidades de que 1 de cada 50 en un evento dé positivo. En un grupo de 100 personas, digamos, en una boda, el riesgo sube al 99 por ciento en Jefferson.

Estos números nos cuentan del riesgo real de celebrar nuestras fiestas decembrinas como antaño y nos previenen de posibles contagios, que en el caso de personas mayores o en alto riesgo por problemas de salud, pudieran ser los más vulnerables si llegaran a infectarse de COVID-19. Tu evalúa tu caso y toma la decisión mas conveniente para ti y los tuyos.

Quizás una solución, seria celebrar “la navidad” en otra época, cuando el riesgo de contagio con la aplicación de la vacuna, sea muchísimo menor; o, quedarnos en casa y celebrarla virtualmente, pero definitivamente, para muchos, esta no será una navidad alegre…

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLLC

 

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »