Editorial

Si Biden derrota Trump

Si Biden derrota Trump

19 de agosto de 2020 – por: El Director.

Como ya es sabido por todos, Joe Biden es el candidato oficial del Partido Demócrata para competir contra Donald Trump por la presidencia del país.

Y aunque mucho ha cambiado desde su época como vicepresidente de Obama, sus propuestas tendrán que girar en torno al nuevo marco del COVID-19 que desnudó el racismo en el país y que se perfila como una depresión económica histórica, que golpea no solo al país sino al mundo entero; esto representa un enorme desafío para quien ocupe la Casa Blanca tras los comicios del 3 de noviembre. En mi concepto, requerirá de un apoyo bipartidista como nunca se ha visto antes, para recuperarnos de lo que está dejando esta pandemia; ante estos hechos, no se trata de quien gane la presidencia, sino de la unión de los partidos y de todos, para lograr convivir de la mejor forma con este enemigo y que cause los menos daños posibles a todos.

Pero miremos las propuestas de Joe Biden y como cambiaría a Estados Unidos si gana la presidencia derrotando a Trump.

La propuesta básica de Biden, sigue siendo reconstruir y restaurar lo que, a su entender, se ha perdido durante el gobierno actual. Desde alianzas internacionales hasta el avance de la clase media, la protección ambiental y los derechos a la atención médica. Biden pretende revocar muchas decisiones de Trump y afrontar nuevos desafíos para el país.

Coronavirus: un programa nacional de testeo y rastreo. Para abordar el coronavirus -el desafío más inmediato y obvio que enfrenta EE.UU. hoy- Biden propone proporcionar pruebas gratuitas para todos y contratar a 100.000 personas para establecer un programa nacional de rastreo de contactos. Dice que quiere establecer al menos diez centros de pruebas en cada estado y pedir a las agencias federales que desplieguen recursos y brinden una guía nacional más firme a través de expertos federales. También cree que todos los gobernadores deberían exigir el uso de máscaras.

Salud: ampliación del Obamacare. Biden dice que ampliará el alcance de la Ley de Cuidado de Salud Accesible (o ACA), más conocido como Obamacare, aprobado durante su gestión como vicepresidente y que Trump ha intentado derogar. Su plan es asegurar a aproximadamente el 97% de los estadounidenses. Aunque no llega a la propuesta de seguro médico universal, conocida como “Medicare para todos”, por la que abogan los miembros más progresistas de su partido, Biden promete dar a todos los estadounidenses la opción de inscribirse en un seguro médico público similar a Medicare, que brinda beneficios médicos a los de mayor edad. También promete reducir la edad de elegibilidad para Medicare, de 65 a 60 años.

Economía: aumentar el salario mínimo e invertir en energía verde. Biden quiere aumentar el salario mínimo a al menos $15 dólares la hora. También propone poner fin al pago de salarios por debajo del mínimo para los trabajadores que reciben propinas. Y ha dicho que revertirá los recortes de impuestos de la era Trump. En tanto, el demócrata ha hecho de la construcción de una economía de energía limpia un punto focal de sus propuestas. Quiere una inversión de $2 billones de dólares en energía verde, argumentando que impulsar la producción verde ayudará a la clase trabajadora, que realiza la mayoría de esos trabajos. Medio ambiente: volver a unirse al Acuerdo Climático de París y pasar a usar energía verde para 2050

Biden ha prometido que si gana, volverá a ingresar a EE.UU. al acuerdo de París, del que se retiró con Trump. Se ha comprometido a alcanzar una “economía de energía limpia” al 100% para 2050 y ha descrito el cambio climático como “el desafío que definirá el futuro de nuestro país”.

Política exterior: reparar la reputación del país. La política de Biden se centra en una noción de “política exterior para la clase media”, así como en la promesa de reparar las relaciones con los tradicionales aliados del país que Trump socavó, en particular con la OTAN. Biden también ha dicho que China debería rendir cuentas por prácticas injustas, pero en lugar de imponer aranceles unilaterales ha propuesto formar una coalición internacional con otras democracias que China “no puede permitirse ignorar”.

Educación: preescolar universal y expandir la educación universitaria gratuita, condonación de la deuda de préstamos estudiantiles, expansión de universidades gratuitas y acceso preescolar universal.

Inmigración: marcha atrás a las políticas de Trump. Si es elegido, Biden dice que buscará inmediatamente deshacer las políticas de inmigración de la era Trump. En sus primeros 100 días en el cargo, promete revertir las políticas que separan a los padres de sus hijos en la frontera, revocar los límites a las solicitudes de asilo y poner fin a las prohibiciones de viaje a varios países de mayoría musulmana. También promete proteger a los “Dreamers”, así como garantizar que sean elegibles para la ayuda federal para estudiantes.

Suena todo muy bien, pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Ojalá, por el bien de todos, que si gana la Casa Blanca cumpla sus ofrecimientos en un alto porcentaje.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »