Editorial

Si Trump es reelegido

Si Trump es reelegido

1 de septiembre de 2020 – por: El Director.

La semana pasada hable sobre la aceptación de la nominación por parte del candidato Demócrata a la presidencia Joe Biden y sobre sus fortalezas y debilidades. Ahora, tengo que hablar en aras de un justo equilibrio del candidato Republicano Donald Trump.

Sin lugar a duda, Donald Trump ha sido el presidente más polémico y divisivo de los últimos tiempos en EE.UU. Como presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha sido catalogado de mil formas por sus detractores: de racista a autoritario, de corrupto a sexista. Trump avivó tensiones políticas y raciales, defendió la separación de familias inmigrantes en la frontera con México, vio a viejos asesores suyos investigados y condenados por la justicia, y él mismo enfrentó un impeachment por abuso de poder y obstrucción del Congreso. Situación esta ultima que manejaron sus abogados y El mismo, muy bien, pero que a mi juicio, dejo “con un mal sabor de boca” a  la democracia.

Y hay que reconocerlo, todas estas acusaciones las ha sabido enfrentar y lo más importante: le ha quedado tiempo para gobernar. No cualquiera hubiese soportado la diaria avalancha de críticas y tener la capacidad de trabajo para continuar con su agenda. Hasta los detractores acérrimos le reconocen su gran capacidad de trabajo ¿a qué horas duerme? Cuando no tiene que enfrentar acusaciones, tiene que atender situaciones nacionales, tiene que estar pendiente de las internacionales y sacar tiempo para lidiar con este enemigo que no estaba en su agenda del 2020: la terrible pandemia que ha cobrado la vida de 2000.000 en el país.

Por lo tanto; su gran capacidad de trabajo y tenacidad para enfrentar los problemas son dos de sus fortalezas.

El mandatario que polariza Estados Unidos y recibe críticas, también alcanzó algunos acuerdos superando diferencias en temas económicos, comerciales o penales

Todos reconocen que en materia económicas el mandatario ha llevado al país (hablando antes del COVID-19) por un buen sendero, con los más bajos números de desempleo no vistos en décadas y con buenos ingresos económicos en todos los negocios, esto hay que recocerlo: el manejo económico es una de sus fortalezas, inclusive con pandemia, confinamiento, cierre de negocios, de turismo, etc., vemos buenos números en los indicadores de la bolsa y continúan bajando las cifras de desempleo desde un 15% en su punto mas álgido de la pandemia hasta un 10% en el momento y de seguro que los datos para este mes lo pueden situar en un solo digito.

Otro aspecto que muestra su fortaleza es en el comercio exterior. Una de las promesas de Trump en su campaña de 2016 era renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre EE.UU., México y Canadá. Muchos temían en que eso acabara en un desastre, sobre todo si fracasaba el intento y EE.UU. se retiraba del tratado como amenazó Trump. Sin embargo, tras arduas negociaciones entre los tres países y los demócratas en el Congreso de EE.UU., se alcanzó un acuerdo que entró en vigor en julio. Seguramente el nuevo Tratado México-EE.UU. y Canada (T-MEC) mejorará el intercambio regional. Pero algo que muchos estiman positivo es la reforma laboral que aprobó México como parte del compromiso, para darle mayor independencia y protección a sus sindicatos de trabajadores. El país latinoamericano también aumentó el salario mínimo y aceptó que expertos laborales independientes verifiquen el cumplimiento de sus obligaciones. La intención de EE.UU. fue reducir de ese modo la ventaja mexicana de bajos salarios y volver menos atractiva la transferencia de empleos a su vecino del sur.

En materia penal también se le reconoce como un gran acierto: Reforma de la justicia penal

Trump firmó en diciembre de 2018 una ley considerada la reforma más importante de la justicia penal de EE.UU. en décadas, que benefició a miles de presos. La denominada “ley del primer paso” permitió reducir las sentencias a condenados por delitos no-violentos de drogas y en especial de crack, en su gran mayoría afroamericanos. Otros pasajes de la ley permitieron la liberación de presos o el alivio de sus sentencias, por ejemplo al cambiar la forma en que se acredita su buena conducta.

Un promotor clave de la reforma fue el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner. La ley recibió apoyo de ambos partidos en el Congreso y el esfuerzo de Trump es reconocido desde diferentes ámbitos. Todo esto significó un cambio concreto en un país con una de las mayores tasas de encarcelamiento del mundo, muy elevada sobre todo para los afroamericanos.

Desde luego son muchos mas sus aciertos, como los cheques aprobados por su gobierno como subsidios por el coronavirus y los auxilios para muchos pequeños negocios. El manejo con China, Corea del Norte, Siria, Iran y en cierta manera con Venezuela y Cuba

De todas formas, usted tiene en sus manos con su voto elegir el que según su criterio sea el más apto para gobernar el próximo periodo.

Un país con un horizonte ensombrecido por la pandemia y que nadie sabe en que va a parar, con vacuna o si ella, no le queda fácil a ninguno manejar y sacar a flote nuestro bello país. Y mi pensamiento es que solo con un trabajo mancomunado de los dos partidos y desde luego con el apoyo de todos nosotros, sería la mejor manera, por no la única, de salir airosos de esta encrucijada en que nos colocó el destino.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
[email protected]
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »