La nación

El debate sobre pena de muerte y derechos religiosos llega al Supremo de EEUU

El debate sobre pena de muerte y derechos religiosos llega al Supremo de EEUU

9 de noviembre de 2021 – Washington – EFE.

La petición de John Ramírez, un preso latino que quiere que un pastor bautista pose sus manos sobre su cabeza y ore en voz alta cuando reciba la inyección letal, llevó este martes ante el Supremo de EE.UU.

El caso ha enfrentado a quienes defienden el derecho de los condenados a la pena capital a recibir asistencia según su credo religioso en sus momentos finales y a los que consideran estas solicitudes un intento de retrasar las ejecuciones.

Ramírez, de 37 años, fue condenado a muerte en 2008 por asesinar cuatro años antes a puñaladas a Pablo Castro, un trabajador de una tienda en Corpus Christi, a quien robó 1,25 dólares.

Desde entonces, la defensa de Ramírez impugnó la sentencia y su ejecución fue retrasada en dos ocasiones, una en 2017 y otra en septiembre de 2020, esta última debido a la pandemia de la covid-19.

El sujeto ha pedido la presencia de su consejero espiritual, Dann Moore, pastor de la Segunda Iglesia Bautista en Corpus Christi, quien lo ha visitado durante más de cuatro años en prisión.

Sin embargo, este pedido obligará al máximo tribunal estadounidense a decidir si respeta los derechos religiosos de los condenados a muerte incluso ante la posibilidad de que se multipliquen las solicitudes similares, que podrían retrasar o hacer más engorrosas las ejecuciones.

El juez Clarence Thomas puso el tema sobre la mesa, al preguntar si Ramírez está “engañando al sistema” o si se está poniendo en cuestión “la sinceridad de sus creencias religiosas».

Pero el pedido de Ramírez no ha sido el único. Según la publicación Scotusblog, los jueces han tenido que lidiar con los requerimientos de consejeros espirituales durante los últimos dos años.

Incluso, el pasado 21 de octubre, otro preso, Willie Smith III, fue ejecutado mientras su pastor, Robert Wiley, estaba a su lado.

Testigos de la ejecución, según la publicación, dijeron haber visto que el pastor puso su mano sobre la pierna de Smith y al parecer oró por él.

Y en Texas, varios presos han seguido los pasos de Ramírez en las últimas semanas y han solicitado tener presentes a sus consejeros religiosos, lo que ha provocado que sus ejecuciones se aplacen, incluida la del latino Ramiro Gonzales.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »