La nación

Trump despide a dos oficiales de Gobierno que testificaron contra él en el ‘impeachment’

Trump despide a dos oficiales de Gobierno que testificaron contra él en el ‘impeachment’
El coronel Alexander Vindman y el embajador de EE UU ante la Unión Europea, Gordon Sondland. Reuters

Alexander Vindman, experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional que desafío la polémica orden de silencio, y Gordon Sondland, embajador de EE UU para la Unión Europea

7 de febrero de 2020 – Washington – Agencias.

Testificar contra Donald Trump sale caro. Lo han podido comprobar en sus propias carnes el teniente coronel Alexander Vindman, testigo central en la investigación del impeachment al presidente en la Cámara de Representantes, que este viernes, según su abogado, ha sido escoltado hasta el exterior de la Casa Blanca y relegado de su puesto en el Consejo de Seguridad Nacional. También el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea (UE) Gordon Sondland, quien durante el juicio político afirmó que hubo quid pro quo en la trama ucrania.

“No hay duda alguna en la mente de ningún estadounidense acerca de por qué este hombre pierde su empleo, de por qué este país tiene ahora un soldado menos sirviendo en la Casa Blanca”, ha dicho el abogado de Vindman, David Pressman. “Al teniente coronel Vindman se le ha pedido que se marchara por decir la verdad. Su honor, su compromiso con lo correcto, asustó a los poderosos”. El comunicado del letrado no aclara si su cliente ha sido despedido o transferido de vuelta al Pentágono.

En el caso de Sondland fue él mismo quien dio a conocer la noticia, al poco de que se conociera el despido de Vindman. “Me informaron hoy de que el presidente tiene la intención de despedirme de manera inmediata como embajador de Estados Unidos en la Unión Europea”, informó en un comunicado. “Estoy agradecido con el presidente Trump por haberme dado la oportunidad de servir”, agregó.

Durante todo el día, se esperaba la materialización de una represalia poco menos que anunciada. Horas antes, el presidente Trump había señalado inequívocamente a Vindman por el testimonio que prestó ante los congresistas. “Bueno, no estoy contento con él. ¿Creen que debería estarlo? No lo estoy”, dijo el presidente a los periodistas en los jardines de la Casa Blanca, antes de partir hacia un evento en Carolina del Norte. A lo largo de la jornada, Trump había retuiteado diversos mensajes que pedían que se despidiera cuanto antes a quien ejercía de experto en Ucrania de la Casa Blanca.

El testimonio de Vindman, que prestó primero en privado y luego en público ante los dos comités de la Cámara de Representantes que investigaron la trama ucrania, fue especialmente importante porque se trató de uno de los pocos que lograron obtener los demócratas que aportara información de primera mano sobre los hechos que se juzgaban. Escuchó en directo la conversación telefónica entre el presidente estadounidense y su homólogo ucranio el 25 de julio, en la que Trump le pedía el “favor” de anunciar investigaciones a sus rivales políticos. Vindman reconoció en noviembre ante los congresistas que aquella conversación le pareció “inapropiada”.

La comparecencia del militar, veterano de la guerra de Irak, desató la ira de la Casa Blanca, que le atacó desde su cuenta de Twitter oficial, y de los aliados políticos y mediáticos del presidente, que pusieron en duda su patriotismo y su honestidad. Vindman fue uno de los pocos oficiales de la Casa Blanca que desafío la orden de Trump de no testificar en la investigación, maniobra de bloqueo que dio origen al segundo de los cargos del impeachment, el de obstrucción al Congreso.

Sondland se convirtió en un testigo clave cuando modificó su declaración presentada por carta en octubre a tres comités de investigación de la Cámara de Representantes. En la rectificación afirmó recordar haberle comunicado a un alto cargo ucranio que su país no obtendría la ayuda económica militar pactada si no se investigaba la actividad de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden. En su testimonio en el Congreso a fines de noviembre detalló los hechos, aunque aclaró que Trump nunca se lo dijo explícitamente, sino que lo presumió.

El diplomático también afirmó que trabajó estrechamente con el abogado personal del presidente estadounidense, Rudy Giuliani. “Las peticiones de Giuliani eran un quid pro quo para organizar una visita de Zelenski a la Casa Blanca. Giuliani pidió que Ucrania hiciese pública una declaración anunciando investigaciones del servidor del Comité Nacional Demócrata (DNC) y de Burisma. Giuliani estaba expresando los deseos del presidente”, sostuvo.

Según The Washington Post, la Casa Blanca está estudiando el traslado de otros oficiales que desoyeron la controvertida orden del presidente. El pasado miércoles, el Senado exoneró al presidente de los dos cargos que se presentaron contra él, el de abuso de poder y el de obstrucción al Congreso, con el voto de todos los senadores republicanos menos uno, el excandidato presidencial Mitt Romney.

Yevgeny Vindman, hermano gemelo del testigo y también teniente coronel destinado en la Casa Blanca, ha sido obligado a abandonar su puesto de trabajo a la vez que su hermano, según dos fuentes citadas por The New York Times.

Lo más leído

To Top
Translate »